sábado, 18 de mayo de 2013

#FF para "Francia aprueba la ley de matrimonio homosexual". El país galo se convierte en el 14º que legaliza la unión entre personas del mismo sexo.

Los diputados del parlamento de Francia han aprobado la ley de matrimonio homosexual. El voto en la Asamblea Nacional, donde los socialistas en el gobierno gozan de una confortable mayoría, convirtió a Francia en el 14º país que legaliza la unión entre personas del mismo sexo.

II Assemblea Nacional d'Alternativa Jove - Joves d'EUiA (18 y 19 de mayo)





Más de cien mujeres se reúnen hoy en la II Conferencia de Mujeres de IUCM.


VI Conferencia Nazional CHA. Documento #masara un acuerdo político para Aragón. 18 de mayo.

HT: 

La VI CONFERENZIA NAZIONAL de CHA aprueba el documento +ARA

José Luis Soro, presidente de CHA, destaca la participación de la sociedad en la elaboración del documento +ARA, aprobado hoy en la VI Conferenzia Nazional, que constituye “una hoja de ruta para el Aragón del futuro”. Leer más


XI Asamblea Esquerra Unida País Valencià (18 y 19 de mayo)


XII Asamblea IU-Verdes Región de Murcia (17 y 18 de mayo)


Cayo Lara, Murcia, 17 de mayo de 2013

viernes, 17 de mayo de 2013

STAR WERT: "La LOMCE Contraataca"

Con tu Firma: www.stopleywert.org


Caridad García en Rueda de Prensa dice NO a La LOMCE y pide dimisión del Ministro Wert

Los siete suspensos de la ‘ley Wert’

Manifiesto de ALEAS-IU: El 17 de Mayo decimos NO a la LGTBIfobia


A pesar de los numerosos e importantes avances conseguidos en los últimos años, tanto en el Estado Español como fuera de él, seguimos necesitando reivindicar y hacer un llamamiento hoy, 17 de Mayo, Día Internacional contra la LGTBIfobia, por la consecución de la igualdad real y efectiva entre todas las personas, independientemente de su orientación sexual o su identidad de género. Decimos basta ya a quienes señalan y culpan a otras y a otros por querer vivir una sexualidad libre y plena, y no toleraremos recortes de derechos y libertades.

La aprobación del matrimonio igualitario supuso un punto de inflexión histórico en la lucha del movimiento LGTBI, sin embargo, debemos ser conscientes de la necesidad de continuar luchando. Precisamente porque somos conscientes del esfuerzo que supone cada paso hacia adelante, no permitiremos retroceder en lo conquistado ni nos detendremos en la consecución de todo lo restante, que todavía es mucho. Porque lo conquistado, aunque muy importante, no es suficiente.

El acoso escolar LGTBIfóbico, el mantenimiento de la patologización de la transexualidad a través de la disforia de género, los constantes ataques LGTBIfóbicos de instituciones retrógradas como la Iglesia Católica, o las trabas puestas en la adopción de niños y niñas por parejas del mismo sexo, son sólo algunos ejemplos de la LGTBIfobia existente y, por tanto, del largo camino que nos queda por recorrer. El contexto actual de crisis de régimen y recorte de derechos por parte del gobierno del Partido Popular no hace sino agudizar la ya compleja situación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, haciendo aún más difícil la consecución de la ansiada igualdad real.

Así, desde el Área de Libertad de Expresión Afectivo Sexual de Izquierda Unida (ALEAS-IU), hacemos un llamamiento a la reivindicación del 17 de Mayo como herramienta de visibilidad de las problemáticas que afectan al colectivo LGTBI. Sólo a través de la confluencia social y el trabajo colectivo conseguiremos la igualdad real; y en el marco de esta tarea se hace necesario e imprescindible sumar fuerzas, porque juntas somos más fuertes. De la misma manera, nuestro trabajo será incompleto si no nos enfrentamos al mismo tiempo a otras desigualdades por razón de sexo o raza. Y, aunque no la única, la educación ha de ser nuestro principal instrumento en la erradicación de la discriminación por motivos de orientación sexual y/o identidad de género.

Por todo ello, desde ALEAS-IU reafirmamos en este día nuestro compromiso activo y militante a favor de la igualdad y el respeto de la diversidad sexo-genérica, y condenamos la discriminación y la violencia, física y verbal, que todavía sufren y a la que se enfrentan día a día lesbianas, gais, transexuales y bisexuales. La intolerancia no puede tolerarse y ante los ataques, responderemos colectivamente, cargados de razones. El 17 de Mayo, especialmente, decimos NO a la LGTBIfobia.

Leer más: iniciativa.cat

Gaspar Llamazares en el Acto Público de IU "La Privatización de la Sanidad"


jueves, 16 de mayo de 2013

Entrevista a Cayo Lara en el programa ETB (02/05/2013)

              Ver Vídeo


Vídeo Rescatado. Cayo Lara en Bilbao, ciclo Alternativas a la Crisis. 7 febrero 2013


Izquierda Plural acusa al Gobierno de mantener la opacidad sobre el rey en la Ley de Transparencia

Presentará una enmienda a la totalidad de la norma. Reprocha al Ejecutivo que no haya concretado si se podrá tener acceso al presupuesto completo y si se conocerán la agenda, el patrimonio y los negocios de la familia

El grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha confirmado este jueves que presentará una enmienda a la totalidad a la Ley de Transparencia por varios aspectos, entre ellos, la falta de concreción del Gobierno sobre lo que supondrá la inclusión de la Casa del rey o su negativa a considerar el acceso a la información un derecho fundamental. Así lo ha asegurado el diputado Joan Josep Nuettras una reunión en el Congreso con el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, y los ponentes de la norma que llegó al Congreso hace ocho meses.
"Ha sido una reunión decepcionante a la que el Gobierno ha acudido prácticamente con las manos vacías y con la única intención de atar un calendario. Aún quedan por resolver importantes interrogantes", ha censurado Nuet, quien pronostica que al final el texto que saldrá del Parlamento será "muy parecido" al proyecto que envió el Gobierno" y ya avisa de que "va a desilusionar" a los ciudadanos.
Nuet asume que la inclusión de la Casa del rey en la norma es "un paso delante", pero "ni muchísimo menos el que piden los ciudadanos" ya que, por ejemplo, la futura ley dirá "que es un concepto administrativo", pero no hablará de la corona como "entidad jurídica y política". "Por tanto, no vamos a hablar del rey", ha resumido, reprochando al Gobierno que no haya concretado si se podrá tener acceso al presupuesto "completo" de la Jefatura del Estado, y reclamando que se dé publicidad a "la agenda, el patrimonio y los negocios" de los miembros de la Familia Real. También ha criticado que este tema se haya resuelto con un "acuerdo secreto" entre el Gobierno y la corona del que se ha excluido a los legisladores.
Nuet también ha criticado que Ayllón no haya ofrecido propuestas concretas sobre el porcentaje de ingresos públicos que ha de tener una entidad para estar sometida a la futura norma. En función de ese criterio se determinará la inclusión o no, por ejemplo, de la Iglesia. Asimismo, ha acusado al Ejecutivo de negarse a crear un verdadero "organismo independiente" para velar por el cumplimiento de la norma, dado que la Agencia de la Transparencia dependerá del Ministerio de Hacienda, e IU, como otros grupos, quiere que pase a depender del Congreso y que incluya en su seno un "consejo social" del que formen parte periodistas y organizaciones sociales.
Según ha explicado Nuet, "lo único que está dispuesto a dialogar" el Ejecutivo es el mandato de la persona que presidirá este órgano, que el proyecto original fija en cuatro años. El representante de la Izquierda Plural también se ha quejado de que el Gobierno que no esté dispuesto a cambiar el silencio negativo que prevé el proyecto por un silencio positivo y de que se niegue a concebir el derecho de acceso a la información como un derecho fundamental.
Fuente: publico.es

Llamazares llama a la ´rebelión´, a la ´desobediencia civil´ y a la ´respuesta en la calle´ contra el Gobierno

Solamente cabe la rebelión, la rebeldía y la desobediencia civil. Es lo que nosotros creemos que debe desarrollarse en esta parte de la legislatura donde la legitimidad y la credibilidad del gobierno podemos decir que no es que esté bajo mínimos, sino que ya que no existe.

El diputado de IU y coportavoz de Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, ha hecho este jueves un llamamiento a la "rebelión" y a la "desobediencia civil" ya que, a su juicio, en estos momentos es la única respuesta que le queda a la ciudadanía ante "el camino de sumisión a la Troika" adoptado por el Gobierno.
   "Solamente cabe la rebelión, la rebeldía y la desobediencia civil. Es lo que nosotros creemos que debe desarrollarse en esta parte de la legislatura donde la legitimidad y la credibilidad del gobierno podemos decir que no es que esté bajo mínimos, sino que ya que no existe", ha denunciado durante un desayuno informativo de Izquierda Abierta, en el que ha estado acompañado de la coportavoz Montserrat Muñoz.
   En este sentido, Llamazares ha denunciado que el Gobierno se haya "empecinado" en desarrollar la "política fracasada" de "austeridad cínica" mientras permanece "insensible" ante el "desempleo" y el "desmantelamiento social que sufre España".
   Ante esta situación, lo único que, a su juicio, está haciendo el presidente del Gobierno son "llamadas falsas al diálogo" y proponiendo un "acuerdo trampa". "El presidente dijo que el acuerdo tenía que ser puntual, sobre los temas que ellos han puesto encima de la mesa, es decir, un acuerdo de recortes", ha advertido.
   "Eso es lo que en estos momentos está servido: una crisis económica, una política fracasada y una crisis política muy importante que, en mi opinión, tiene una respuesta, que es la respuesta ciudadana en la calle", ha sentenciado, para añadir que mientras tanto, el Gobierno "va a intentar "como los zombis mantenerse con vida pero sin ninguna vitalidad a lo largo de los próximos meses".
   Asimismo, el promotor de Izquierda Abierta ha criticado que además del "camino sumisión a la Troika", el Gobierno ha optado por otro "de sumisión a la política conservadora del PP", como demuestran, a su juicio, las medidas que está promoviendo como la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE) o la del aborto.
EDUCACIÓN Y ABORTO, "BANDERINES DE ENGANCHE CONSERVADORES"
   Según Llamazares, estas dos normas no son más que "banderines de enganche" para contrarrestar la falta de cohesión interna y contentar a los sectores más conservadores. "Son leyes que ya solo tienen el apoyo del PP", ha señalado.
   En cuanto a la reforma educativa, Llamazares ha denunciado que además de ser una "involución" que no va a conseguir mejorar la calidad del sistema educativo sino todo lo contrario, demuestra "la prepotencia" del Gobierno y su "gran empecinamiento mental".
   Sobre la reforma de la ley del aborto, el diputado de IU ha asegurado que se trata de una concesión a la Iglesia Católica y se ha preguntado sobre si lo que realmente quiere conseguir con la reforma son "más hijos para el país o más hijos para negociar con ellos de manera ilegal y fraudulenta", haciendo referencia al caso de los niños robados.
   A este respecto, Llamazares ha sentenciado que la ley que prepara el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, va a crear conflictos muy graves no solo para mujeres sino también para el personal sanitario ya que, a su juicio, "lo que pretende es aumentar las causas de encarcelamiento", al contrario de lo que aseguró el ministro.
   "Gallardón ha vuelto a mentir. Es un mentiroso compulsivo y patológico, Miente descaradamente", ha asegurado, al tiempo que ha sugerido que lo que intenta el ministro es sacar adelante "urgentemente" esta norma antes de que el Tribunal Constitucional resuelva el recursos presentado por el PP contra la Ley del Aborto de 2010 porque, a su parecer, lo va a perder.
"OPERACIÓN DE DISTRACCIÓN"
   En esta misma línea se ha pronunciado la coportavoz de Izquierda Abierta Montserrat Muñoz, quien ha denunciado que tanto la reforma educativa como la del aborto forman parte de "una operación de distracción del PP para llevar a una parte de su electorado a ese debate moral".
   Asimismo, ha denunciado que ambas normas demuestran por parte del Ejecutivo "una profunda hipocresía", ya que, por ejemplo, en el caso de la Educación, no será posible mejorar la "calidad" si no se dota de recursos a la escuela pública. "No es creíble que sólo estén haciendo leyes sin poner recursos para avanzar", ha apuntado.

Centella dice que Guindos "hace el ridículo" tratando de "torpedear" detrás de la UE el decreto antidesahucios andaluz

El portavoz parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, José Luis Centella, quiere que el ministro de Economía, Luis de Guindos, comparezca en el Congreso para aclarar si está tratando de "torpedear" el decreto antidesahucios andaluz "escondiéndose" en la UE para no interponer un recurso que sabe que tendría "nulas" consecuencias. 
En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, Centella ha justificado esta solicitud de comparecencia después de que de Guindos informara de que la Comisión Europea le había enviado una carta expresando sus dudas sobre el citado decreto andaluz, un extremo que ya ha desmentido Bruselas. 
   Para el parlamentario de IU por Sevilla, sería "grave" que el Gobierno esté intentando "torpedear" la acción de gobierno de la Junta de Andalucía "en algo tan importante como la vivienda" y que, además, "se esconda detrás de la UE, haciendo el ridículo, para intentar justificar un recurso que no es capaz de poner".
   Y aprovechando que  los inspectores de la troika (formada por la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) analizarán la semana que viene en su tercera visita a Madrid si el decreto andaluz antidesahucios se ajusta a las condiciones del rescate bancario concedido por el Eurogrupo a España, Centella quiere que de Guindos dé cuenta también del alcance de la intervención que "sufre" España.
   Y es que, en su opinión, sería "muy grave" que un gobierno autonómico, como el andaluz, no pudiese legislar en materia de vivienda porque Bruselas considerase que va en contra del MOU (memorándum de entendimiento para el rescate del sector bancario).
   "Eso significaría que no nos han contado la verdad y que la intervención del país va más allá de lo que el Gobierno ha dicho", ha indicado Centella, antes de advertir de que la Junta de Andalucía no va a permitir que se pueda "torpedear" un decreto que es valorado "por todo el mundo" fuera y dentro de esa comunidad y contra el que ni siquiera el PP se ha atrevido a votar en contra.
Fuente: rebelatesvq.es

Entrevista a Alberto Garzón en "El día menos pensado" (RNE 16.05.2013)


miércoles, 15 de mayo de 2013

Vídeo 'Nuestra militancia' MILITANTES DE IU 365 DÍAS AL AÑO

Ver Vídeo 'Nuestra militancia'



LA ESTRATEGIA POLÍTICA DEL 15M. (Alberto Garzón. Artículo rescatado agosto 2011)

Lista twitter: Especial 15M


El siguiente texto es una amplia reflexión sobre la estrategia política que debería, a mi parecer, mantener el 15M y los grupos que forman parte del mismo. Es mi opinión y como tal es tan subjetiva como cualquier otra. Se puede estar de acuerdo o no, pero la lanzo para aportar elementos que considero imprescindibles así como para hacer pública la visión que tengo de un proceso tan complejo pero a la vez tan necesario.
Cronología rápida de una movilización
En 2007 estalló la crisis en Estados Unidos y los economistas críticos nos pusimos manos a la obra para intentar explicar a la gente corriente lo que estaba pasando en las finanzas internacionales. Pronto se vio que esa crisis sería de una importancia excepcional sólo comparable con la Gran Depresión de los años treinta, y ningún país quedaría a salvo de la que para entonces se llamaba ya la Gran Recesión. En verano de 2008 la crisis se trasladó dramáticamente al tercer mundo y mató de hambre a millones de personas a causa de la especulación en los mercados de futuros de materias primas. En ese momento nosotros comenzamos en ATTAC a escribir nuestro primer libro de divulgación gratuito sobre la crisis (“La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla”), esperando que la gente pudiera comprender que la crisis tenía unos culpables de carne y hueso y que había que exigir responsabilidades. Al finalizar 2008 la crisis se agudizó y la economía española se vino definitivamente abajo. Durante todo 2009 la crisis se expandió con fuerza y afectó cada vez a más sectores de la población. Y al terminar ese año muchos de nosotros, activistas de izquierdas y militantes de diferentes organizaciones políticas, pedimos públicamente a los sindicatos que organizaran una huelga general.
Por entonces pensábamos en términos muy clásicos. Hasta entonces todas las movilizaciones políticas habían sido organizadas por movimientos sociales (precarios, vivienda digna, ecologistas, feministas, etc.) y con relativo poco éxito en cuanto a cantidad de participantes. Había una calma tensa que no lográbamos comprender quienes seguíamos los fenómenos económicos. Nosotros pensábamos que estábamos viviendo una crisis cuya resolución (más o menos social) dependería de la relación de fuerzas. Y confiábamos en que los sindicatos pusieran sus cartas encima de la mesa para plantarle cara al poder económico que estaba pensando ya en agudizar su línea neoliberal. Pero no lo hicieron.
Los sindicatos organizaron una huelga general muchos meses más tarde, el 29 de septiembre de 2010, y en medio de un ataque brutal de la derecha contra las organizaciones de trabajadores. Unos meses antes la comunidad de Madrid había atacado sin piedad al combativo sindicato del metro, poniendo toda la carne en el asador y utilizando los medios de comunicación para poner a la opinión pública en su contra. Yo viví aquella batalla en Madrid, y pensé que era el inicio de nuestro final como clase trabajadora organizada. La derecha estaba dispuesta a arrasar cualquier, ya débil de por sí, movimiento de izquierdas organizado. La huelga del 29 de septiembre fue un respiro, pero llegaba tarde y sabíamos que muchos no estaban dispuestos a subirse a ese barco que navegaba a la deriva.
La firma del pacto de las pensiones por los sindicatos, a principios de 2011, fue el acabose. Los sindicatos claudicaron ante un proceso de regresión social que ya estaba más que claro, y con eso alejaron todas las posibilidades que restaban para aglutinar y ser un actor principal en la batalla ante el neoliberalismo.
Por suerte paralelamente los movimientos sociales habían ido reuniéndose en torno a la plataforma Democracia Real Ya (DRY), y otras organizaciones combativas, como era el caso de Juventud Sin Futuro, surgían a su lado. Fue Juventud sin Futuro la primera en dar el paso de organizar una manifestación contra la crisis digna de tal nombre, recibiendo bastante cobertura mediática y un apoyo importante. Eran tiempos en los que nosotros insistíamos una y otra vez en la urgencia de una insurrección generalizada, que objetivamente era más necesaria que nunca. Era un bosque de hojas secas y faltaba un chispazo para que el fuego se extendiera. Y eso fue precisamente lo que ocurrió el 15 de mayo, cuando DRY sacó a la calle a miles y miles de personas exigiendo una salida social a la crisis. Su programa político era tan de izquierdas o más que el que tenía Izquierda Unida, ATTAC, los sindicatos más combativos o cualquier movimiento social de larga trayectoria contestataria. Pero ellos dieron en la clave y consiguieron atraer la atención de muchísima gente desencantada y que, siendo consciente de la necesidad de movilizarse, no había encontrado espacios para hacerlo hasta entonces.
Y de aquel éxito nacieron las asambleas del 15M, que a su vez dieron luz a las comisiones sectoriales y de barrio y a un nuevo tipo de activismo político que en realidad era muy viejo pero que ahora parecía funcionar (no sin obstáculos). Desde entonces conviven experiencias movilizadoras (15M, DRY, Mesas de Convergencia, etc.) que unen sus fuerzas y que trabajan conjuntamente para seguir construyendo algo alternativo.
El peso de la revolución
Con el 15M de repente había que estar en todas partes a la vez y participar en todos los debates, aunque éstos llevaran horas y horas y acabaran con nuestras energías vitales. Era un imperativo moral aprovechar esta ola que por fin había llegado y que ahora había que saber canalizar para que no quedara neutralizada o desmovilizada por la acción del poder económico y político dominante. Pero eso era a la vez una presión en muchos casos insoportable.
En efecto, hemos tenido, y seguimos haciéndolo, que participar en comisiones de horas y horas de duración; hemos tenido que enviar centenas de e-mails para explicar conceptos y ayudar a la gente a comprender de qué estamos debatiendo y a formarnos nosotros mismos; hemos tenido que desmontar a muchos saboteadores que aprovechando los espacios democráticos abiertos han querido neutralizar el movimiento o, al menos, determinar de qué se podía hablar y de qué no; hemos, en definitiva, dedicado todos nuestros esfuerzos a costosos procesos de formación política en su sentido más amplío.
Y en nuestro despiste, creo que nos hemos creído que teníamos que organizar la revolución en un par de días. Nos hemos encontrado en el camino mucha gente de tradiciones políticas distintas y hemos tratado de integrar lo mejor de cada una en muy poco tiempo. Hemos sido demasiado autocríticos con nosotros porque nos hemos exigido lo mejor en todo momento. Hemos intentado responder en unos meses la hegemonía que el neoliberalismo ha tardado en cimentar unos treinta años. Y eso es una tarea hercúlea que no podemos conseguir en esos tiempos de ningún modo, puesto que no sólo estamos ante un dominio económico sino también cultural y de valores. Es magnífico que hayamos despertado, pero no podemos autoexigirnos construir una base social consistente y coherente en cuatro meses.
Necesitamos una base social
Es verdad que el 15M se está comportando como una especia de universidad política. La gente va a las comisiones para aprender y para dotarse de herramientas para comprender cómo funciona el mundo y cómo puede cambiarlo. Y ese es un proceso lento de formación política que debemos continuar sin lugar a dudas. Estamos construyendo una base social, es decir, un colectivo de personas con unos intereses políticos comunes y que permite sustentar y apoyar un proyecto político alternativo. Sin base social ya hemos visto qué sucede con los partidos y sindicatos revolucionarios: nada. La construcción de la base social es, por lo tanto, la tarea primordial del movimiento 15M.
Tenemos que politizar a la gente de nuevo. La política tiene que volver al debate cotidiano. Debemos conseguir que todo el mundo sepa lo que está pasando y cómo nos afecta a la mayoría de los ciudadanos, porque es precisamente de la indiferencia y de la individualidad de lo que se nutre el neoliberalismo. Tenemos que construir esa base social, la cual debe estar constituida por personas formadas y que tienen una identidad común, es decir, que se ven como víctimas de un mismo proceso al que hay que responder colectivamente.
Los procesos económicos tienen una velocidad mucho más lenta que los procesos políticos y que los procesos vitales. Estamos en crisis y todavía seguiremos en crisis mucho más. Los economistas tenemos que procurar predecir los escenarios posibles en los que tendrá lugar la acción política. Y sobre esto hay un consenso generalizado. Los planes de ajuste que se están aplicando (y que se seguirán aplicando) agudizarán la crisis y provocarán nuevos escenarios aún más drásticos de regresión social. Y para eso hay que estar preparado, más aún cuando el nuevo gobierno será aún más radical en la aplicación de medidas neoliberales.
El corto plazo: un escudo social
Ser conscientes de que los escenarios futuros son aún más negros nos permiten caminar con inteligencia y con una estrategia determinada. Porque sabemos dónde nos van a dar el siguiente golpe, y es ahí donde tenemos que estar. Sin duda eso no significa que nos olvidemos de que en realidad hay gente con una situación económica de urgencia. Hay millones de personas en paro, centenares de miles de personas perdiendo sus casas, miles de familias cayendo en la pobreza y otros tantos millones de personas entrando en regímenes laborales de semi-esclavitud. Por eso es necesario un plan de choque de corto plazo, una creación de un escudo social para proteger desde ya a todas esas personas.
La base social no puede limitarse a preparar una revolución, como si de una vanguardia clásica se tratara, sino que en realidad tiene que estar en la calle plantando cara y defendiendo los derechos de sus conciudadanos. La base social no se crea desde los despachos académicos o las reuniones sino desde la calle, y eso implica tener que actuar siempre en situaciones concretas. Hay que ir a proteger a las personas que pierden sus casas, hay que ayudar a los estafados por la banca y hay que ir a los servicios de empleo a nutrir la base social haciéndoles ver a los parados que nosotros somos ellos y que ellos somos nosotros. Y todo esto debe hacerse de una forma organizada y atendiendo a una estrategia definida y que tenga presente que hay limitaciones de tiempo y energías.
El programa político
Nos dicen que no hay alternativas a los planes de ajuste, pero eso es falso. Y en este blog lo hemos puesto de relieve muchas veces. Hay medidas concretas que pueden hacerse para resolver la crisis desde un punto de vista social y que permita construir un sistema económico distinto. Tenemos mucho que debatir sobre qué medidas son prioritarias y cómo debe ser el sistema venidero, pero no cabe ninguna duda de que encima de la mesa hay ya proyectos alternativos. En ATTAC contribuimos humildemente a formar a la gente para que comiencen debates y la gente se pueda plantear sus propias opciones, pero en particular los economistas ya hemos propuesto alternativas palpables y que son de aplicación inmediata si existiera voluntad política. Otras opciones, lógicamente, requieren a su vez una base social suficientemente amplia como para que puedan ser puestas en marcha.
Por eso un elemento clave es la formación de esa base social. La formación ha sido dejada de lado por los partidos políticos de izquierdas y las organizaciones sindicales. Y sin formación al final no existen referentes teóricos y sin ellos la gente se deja llevar por la inercia política o se sitúa en una posición estrictamente defensiva. Y nosotros lo que tenemos que hacer es precisamente pasar al ataque. Tenemos que poner un programa político encima de la mesa que permita pasar al ataque de forma inmediata.
El largo plazo: las respuestas futuras
Sí, el PP ganará las próximas elecciones con casi toda seguridad. Y sus objetivos serán los servicios públicos, que privatizarán o deteriorarán sin piedad. Nosotros tenemos la ventaja de que lo sabemos, y hay que hacer los movimientos oportunos. Es urgente que la base social del 15M, DRY, las Mesas,  y demás proyectos de este tipo se dirijan a los colegios, a los institutos, a los hospitales, etc. y planteen la necesidad de reunir fuerzas. Muchos van a sufrir en sus propias carnes una crisis que hasta ahora parece pasar de largo de sus propias vidas. La gente comenzará a percibir deterioros en los servicios públicos, habrá despidos y la rabia se incrementará. El caldo de cultivo de la insurrección se generalizará y el bosque de hojas secas del que hablábamos antes crecerá exponencialmente. En última instancia no estamos hablando de otra cosa que de sumar fuerzas con las que poder vencer a un enemigo, y eso es tan viejo como la humanidad.
Y ello conlleva, les guste a unos u otros, en sumar las fuerzas también de los sindicatos y sus afiliados. Hay que olvidar las viejas rencillas que puedan existir, por muy razonables que sean, y sumar a todos en el proyecto. De otra forma estaremos divididos y no podremos enfrentar exitosamente la avalancha que viene encima. Además, el sistema puede tolerar manifestaciones esporádicas sin perder demasiada legitimidad y sin verse acosado, pero no puede soportar la paralización de la actividad productiva por mucho tiempo. Dicho de otra forma, una base social suficientemente amplia y cuya acción de de lleno en el corazón del mundo económico (la actividad productiva) tendrá todas las cartas para ganar.
¿Es posible mitigar el efecto perjudicial de los procesos venideros? Sí, y creo que debemos hacerlo. Yo votaré en las próximas elecciones, y lo haré a Izquierda Unida. Pero no lo haré porque confíe en que de ese modo se pueda cambiar algo suficientemente importante, ya que en realidad yo impugno al sistema en su totalidad, sino porque utilizo las herramientas a mi disposición aunque sepa que son insuficientes. No pienso dejar pasar una oportunidad de poner una piedra en las ruedas del neoliberalismo, dicho de otro modo. Aunque sea consciente de que la lucha está en otro lado y que limitarse al sistema político es pasar por el aro.
En definitiva
Dicho todo lo cual creo que conviene ser autocríticos pero sin pasarnos. Y sobre todo debemos ser tolerantes con otras personas que provienen de tradiciones políticas distintas y que enfocan los fenómenos de otra forma pero que a la vez comparten nuestros intereses políticos. Ante todo creo que debemos pasar a la etapa de definir estrategias políticas y de contextualizar los fenómenos que suceden, para evitar siempre estar a la defensiva y reaccionando ante cada paso del neoliberalismo. Más bien debemos construir nuestro programa político, que no tiene que ser un documento de cien hojas sino una declaración de intenciones alternativas, asumibles, factibles y radicales, y pasar con él a la ofensiva.
Fuente: agarzon.net


Documental - 15M: Málaga Despierta


Izquierda Ezkerra. Entrevista a Jose Miguel Nuín.

Entrevista a Jose Miguel Nuin por Ibai Fernandez de Diario de Noticias
Portavoz de I-E y coordinador general de IUN-NEB

"UPN está gobernando en fraude democrático porque aplica medidas que nadie ha votado"
Ante la triple crisis económica, social y política que vive Navarra Nuin aboga por superar la división de la izquierda y trabajar por un acuerdo "plural e interidentitario" que siente las bases de la alternativa a los Gobiernos de UPN de todos estos años

Pamplona. José Miguel Nuin apunta a "la derecha" y "sus políticas neoliberales" de una crisis económica que dura ya seis años, y a la que en Navarra se le suma una crisis "política e institucional". "El bipartidismo a la navarra, el que garantizaba la hegemonía de UPN gracias a los pactos con el PSN, también está en crisis", subraya el portavoz de Izquierda-Ezkerra y líder de IU, para quien la salida pasa por "abandonar el austericidio". "Esta es la crisis del capitalismo, y la quieren solventar con mas doctrina neoliberal, que no es otra cosa que más desigualdad. Y eso solo va hacer más grave el problema, el paro masivo y la injusticia social", defiende Nuin, que "en las puertas de un cambio político profundo" aboga por "superar el frentismo identitario" que ha separado a las fuerzas de izquierda en Navarra.

Crisis económica, crisis social y, por si fuera poco, crisis política. La tormenta perfecta.
Desde hace 11 meses tenemos un Gobierno en minoría y sin capacidad de restablecer una base parlamentaria que le dé capacidad de acción. Es además un Gobierno en fraude democrático porque aplica políticas que no iban en su programa y que nadie ha votado. Cada vez con mayor contestación social. Esta situación ya no es sostenible.

Sin embargo, el Gobierno aguanta.
Por el miedo que la derecha tiene a perder el poder. Así que intenta ganar tiempo, aun a costa de hacer mucho daño a Navarra. Y hay una segunda razón, y es que el PSN, que parece que ha tomado la decisión de empezar a romper amarras con UPN, no quiere forzar su caída porque tampoco quiere elecciones. La situación no puede ser más negativa. Hay que dar la palabra a los ciudadanos. Cuanto más tarden, peor.

Pese a todo, la presidenta reiteraba esta semana que tiene intención de agotar la legislatura.
Hay muchos factores que todavía pueden condicionar la legislatura, como Caja Navarra o la movilización social. En cualquier caso, UPN actúa ya en clave electoral. Todas sus actuaciones y decisiones están condicionadas por su repercusión electoral. También su entorno social, económico y mediático. Saben que en cualquier momento puede haber elecciones. Si el PSN no cambia de posición, lo decidirá UPN en función de sus intereses.

¿El partido o la presidenta?
Yo creo que en UPN son conscientes de que Barcina no va a ser la próxima presidenta. Saben que no tendrá votos suficientes, así que no descarto que ni siquiera sea candidata.

¿Es de los que cree que la victoria de Barcina en el Congreso es positiva para el cambio?
La victoria apurada ha dejado un partido dividido, más a la derecha y más aislado que antes. La UPN que ha ganado es la ligada al mundo del dinero, y por lo tanto a las políticas que representa Esperanza Aguirre en el PP. Es un partido más extremista en lo ideológico y más aislado, porque rompe los puentes con quienes podían ser sus aliados. UPN es más fácil de derrotar así.

¿El problema es Barcina, como insinúa el PSN?
Ya les hemos dicho que no. La alternativa a la derecha debe ser una alternativa a las políticas de la derecha, con o sin Barcina. Otra cosa es que sea más sencillo hacerlo si la derecha se equivoca o lo pone fácil.

¿Qué le pareció la reunión que tuvo Barcina con el ministro Cristóbal Montoro el lunes?
A la vista de lo que ha sucedido con el tren de alta velocidad, queda claro que fue una reunión vacía de compromisos y que la presidenta no tiene ninguna capacidad de influir en Madrid. Ahora bien, lo peor de todo es el empecinamiento del Gobierno foral con el proyecto. Seguir adelante con el tramo Castejón-Pamplona es un monumento al absurdo y a la irresponsabilidad.

El encuentro en cualquier caso pone en evidencia que el margen económico de Navarra en estas circunstancias es muy limitado. El Estado aprieta, y es lo que hay.
Por eso hay que romper con las dinámicas de austeridad. Y eso hay que hacerlo en Navarra, en el Estado y en Europa.

Es Europa quien marca los criterios económicos que el Estado obliga a cumplir a Navarra.
El problema es que Barcina forma parte de esa derecha neoliberal que impone las medidas. No nos engañemos, tiene un modelo de sociedad y de funcionamiento de la economía que es la que nos ha traído a este desastre. Y ahora quieren sacarnos con las mismas recetas. Barcina no es la única responsable, pero es responsable en la medida en la que comparte y aplica las política neoliberal española. UPN es el único partido que apoya al PP en Madrid.

No hay una perspectiva de mejora a corto plazo, así que no está claro que una alternativa vaya a mejorar mucho la situación.
La alternativa debe ser estructural. Tiene que hace frente a las políticas de recortes, de desigualdad y de desregulación que permiten los paraísos fiscales. A un BCE que no financia los estados. Por eso tiene que ser global, en Europa, en el Estado pero también en Navarra. Cada administración tiene que aprovechar los márgenes que tiene, y el Gobierno de UPN no lo está haciendo.

¿Hay margen en Navarra?
Claro que sí, pero es más fácil echar la culpa a Europa. Evidentemente, no se puede hacer solo desde el Gobierno de Navarra. Hay que romper el brazo a la políticas neoliberales, y para eso hay que gobernar Europa. Pero también en Navarra.

¿Qué habría que cambiar?
Una reforma fiscal mucho más intensa y profunda. Mejorar la financiación de las familias y las pymes con una banca pública que asuma el papel de la desparecida Caja Navarra. Hay que aplicar medidas que defiendan a la mayoría social trabajadora y contrarresten las políticas de la derechas.

En Navarra se han subido ya los impuestos, más incluso de lo que pedía IU en su programa electoral.
Se puede hacer más y mejor. Hay margen para recaudar más con el impuesto de sociedades, las rentas del capital, las rentas altas y la lucha contra el fraude. Muchas empresas solo pagan al 10% sus beneficios, dos veces menos de lo que paga un trabajador por su salario. Este es el modelo fiscal neoliberal, que fija la presión sobre las rentas del trabajo y el consumo. Rentas empresariales y grandes patrimonios tienen que tributar lo mínimo. Es el manual neoliberal que hay que combatir.

Hace unos días, la consejera de Economía, Lourdes Goicoechea, abogaba por una política "mucho más expansiva y menos restrictiva". ¿Percibe un cambio de actitud en el Gobierno foral?
No tenemos ninguna confianza en que la derecha rectifique. Desde mayo de 2010, con Zapatero, se vienen aplicando las políticas de austeridad con una radicalidad total. Y está sucediendo lo que algunos dijimos que iba a suceder, que solo traerían más paro, más crisis y más injusticia social. El fracaso es evidente, así que tienen que modular algo, aunque sea el discurso. Pero para ser creíbles tendrían que abdicar del modelo social y económico de la derecha neoliberal. Y eso no va a ocurrir. Tendrá que venir de la alternativa.

¿Por qué no quiso encabezar la moción de censura?
Porque no nos correspondía. Somos solo tres parlamentarios.

Si los dos grandes partidos de la oposición no se ponen de acuerdo, pueden ser un punto de encuentro.
La moción de censura debe servir para convocar elecciones. Si no ha prosperado es porque el PSN no quiere elecciones. Ha preferido salvar el Gobierno de Barcina con su abstención.

¿El fracaso de la moción es el fracaso del cambio?
No. En Navarra estamos en las puertas de un cambio político profundo. El desgaste, la erosión fuerte y grave de apoyos que está sufriendo UPN se va a traducir en una pérdida de la hegemonía política, y probablemente, también del poder. Lo que hay que conseguir es que ese cambio no sea superficial, que sea alternativa a la derecha.

¿Qué entiende por alternativa?
Que desde la mayoría social trabajadora seamos capaces de trasladar una alternativa profunda y extensa, que cambie las prioridades, que trabaje una salida social a la crisis, que se enfrente realmente a las prácticas corruptas y genere otra forma de hacer política. Y que sea una alternativa capaz de superar el frentismo identitario.

Ese ha sido un éxito de UPN, impedir la alianza de las fuerzas de izquierdas con la división identitaria
Esa división es un lastre en términos de sociedad, pero en términos de política alimenta a la derecha. De la misma manera en la que hay que ofrecer una alternativa socioeconómica, también hay que ofrecer una alternativa de pluralidad, y no de confrontación.

¿Cómo se supera una división tan profunda y de tanto tiempo?
Es necesario alcanzar un consenso y un acuerdo de izquierdas e interidentitario. No se trata de que tres o cuatro partidos y coaliciones firmen un programa de Gobierno. Eso habrá que hacerlo en su momento. Lo importante es que el sujeto político, esa mayoría social trabajadora, alcance un consenso que dé contenido, cohesión y fortaleza a la alternativa a la derecha en Navarra. Los acuerdos entre partidos tendrán que ser serios y fundados cuando toque. Pero ahora el reto es construir ese consenso interidentitario y de izquierdas.

El 30 de mayo hay una nueva huelga general con los sindicatos divididos. No es un buen precedente.
El nacionalismo vasco de izquierdas comete un error, y es renunciar y excluir de su política de alianzas el ámbito estatal. Hace falta movilización en Navarra frente al Gobierno de UPN, por supuesto, pero también que las izquierdas no nacionalistas, los sindicatos y los movimientos sociales trabajen de forma conjunta. Si no somos capaces de trabajar en esa dirección debilitamos la respuesta.

¿Cómo se traslada eso luego a la aritmética parlamentaria?
Eso lo decidirán los ciudadanos cuando voten. Pero antes tiene que haber una base social fuerte. Y eso exige un consenso de izquierdas interidentitario que hay que trabajar.

El PSN rechaza pactos con EH Bildu, y habla de gobernar con Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra. ¿Ve factible esa fórmula?
Antes hay que pasar por las urnas. En cualquier caso, nosotros no estamos en bloques de partidos, y no excluimos a nadie, ni a EH Bildu ni al PSN. La fuerza y el protagonismo de cada uno lo dirán los ciudadanos.

Sin embargo, las diferencias entre el socialismo y la izquierda abertzale han impedido acuerdos progresistas tanto en el Parlamento como en los ayuntamientos. ¿Qué le hace pensar que esto va a cambiar?
La crisis es tan grande y profunda que está cambiando muchas cosas. Entre ellas el bipartidismo. Lo que ha valido hasta ahora igual ya no vale en el futuro. Quien esté a la altura de lo que pide la sociedad será más reconocido, y quien no esté o no se quiera situar puede ser castigado.

¿Cree que el PSN puede no ser necesario para el cambio?
No lo sé. Lo que sí tengo claro es que la sociedad navarra quiere una alternativa, y premiará a quien vea más comprometido. Si alguien pone obstáculos o no da garantías lo pagará en las urnas.

¿Le falta credibilidad a la nueva apuesta política del PSN?
Que ha perdido credibilidad es evidente, aquí y en el Estado. El bipartidismo está en crisis, y en Navarra el bipartidismo lo representan UPN y PSN. Son los responsables políticos de un modelo y unas políticas que nos han llevado a este desastre social. Así que es normal que haya una pérdida de apoyo y credibilidad.

¿Tienen encuestas?
No hemos hecho. Pero sí tenemos referencias de algunas. Todas muestran un retroceso claro del bipartidismo UPN-PSN.

A nivel estatal, IU se acerca mucho a PSOE. 
Izquierda Unida aspira a llegar al poder y a ser la referencia de izquierdas en el Estado.

¿No es una quimera?
Para nada. Hay un trasvase de votos claro en la izquierda, y un electorado nuevo y joven que se está enganchado a IU.

Tal vez coyuntural, por la crisis.
Lo que está sucediendo es tan grave que los cambios van a ser estructurales, y pueden implicar incluso un cambio de sistema.

Eso convierte a IU y al PSOE en rivales electorales. ¿No puede eso dificultar luego los acuerdos?
Siempre hemos sido rivales. Defendemos políticas y propuestas diferentes. Pero eso no significa que no tengamos capacidad de pactar. Pero siempre en base a unos principios, un programa y con flexibilidad. Ahí está el ejemplo de Galicia, donde Alternativa Galicia de Izquierdas junto con Anova está ya a la altura del PSdeG. Es nuestra línea de trabajo para ser la referencia de la izquierda en España. Es perfectamente posible.


Izquierda Xunida. Intervención de Noemí Martín en la Junta General


martes, 14 de mayo de 2013

Conferencia de Alberto Garzón en Murcia


IU Ávila entrevista a José María González (Dic. 2012)


Entrevista a Marga Sanz durante su visita a Buñol.


Elena Cortés y Ada Colau en el acto de la PAH en Catalunya #SolucionesDesahucios


O deputado de AGE Ramón Vázquez pide ao PP que se deixe de propagandas e goberne


Lorena Vicioso i Enric Aragonès a la Comissió de Polítiques de Joventut.

El passat 7 de maig de 2013, la coordinadora nacional d'AJ i diputada d'ICV-EUiA, Lorena Vicioso, i el company Enric Aragonès van participar a la Comissió de Polítiques de Joventut del Parlament de Catalunya, en què van comparèixer la Consellera de Benestar Social i Família, Neus Munté i el Director General de Joventut, Toni Reig.


Joaquín Sanz Arranz: "La Comunidad de Madrid sigue perdiendo y precarizando empleo"


"La corto cuando considero" - Echeverría, presidente de la Asamblea de Madrid, a Tania Sánchez


Chesús Yuste: Vamos a llevar la Ley de LAPAO y LAPAPYP al Tribunal Constitucional

Esta mañana he comparecido ante los medios de comunicación junto al presidente nacional de CHA José Luis Soro, la portavoz en Cortes de Aragón Nieves Ibeas, el secretario general Juan Martín y el  secretario de cultura e identidad Alberto Celma. Una vez aprobada la Ley de no-Lenguas del PP-PAR, en CHA hemos decidido recurrirla ante el Tribunal  Constitucional y, para ello, se me ha encomendado la búsqueda de las cincuenta firmas de diputados del Congreso necesarias para la presentación de un recurso de inconstitucionalidad.

Tras acusar al PP-PAR de hacer “el ridículo más espantoso”, poniendo en evidencia que nos gobiernan unos incultos y acomplejados, con el único objetivo de contentar a los sectores más reaccionarios de la derecha aragonesa, José Luis Soro ha argumentado que el incumplimiento de la  Carta Europea de las Lenguas Minoritarias, supone la vulneración de un Tratado europeo ratificado por el Gobierno español en la época de Aznar, lo que justifica el recurso al Constitucional. No olvidemos que se trata de un nuevo recorte de derechos, en esta ocasión de las comunidades de hablantes.
Este incumplimiento se observa en diferentes partes de la Ley “desde el momento en el que ni se nombra al aragonés y al catalán”. En la ratificación de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias se recoge la necesidad de fomentarlas, facilitar su uso, proporcionar medios de enseñanza y estudio de las mismas, promoción de estudios e investigaciones…
En palabras de Pepe Soro,  “nos preocupa especialmente la situación en la que quedará el aragonés. Mientras el catalán seguirá contado con protección en otras Comunidades Autónomas, esta Ley significa dejar morir el aragonés. Es muy complicado que se conserve y se dé a conocer sólo con el esfuerzo de las asociaciones”.
José Luis Soro ha criticado al Gobierno de PP-PAR por hunidr la imagen de Aragón, que solo sale en la prensa estatal e incluso internacional por la corrupción de La Muela, el Ecce Homo de Borja y ahora por esta ley de lenguas inventadas como el LAPAO y LAPAPYP. “Estamos ante un Ecce Homo lingüístico. La diferencia es que Cecilia lo pintó de buena fe, pero Luisa Fernanda Thatcher lo ha hecho con mala intención”.

Joan Coscubiela. LA PÓCIMA DEL CONTRATO ÚNICO

Unas declaraciones del Comisario Europeo de Empleo han vuelto a poner sobre la mesa la propuesta del contrato único, como uno de los ingredientes para una vuelta de tuerca más a la Reforma Laboral. Y otra vez aparece un debate que expresa el grado de desconcierto y de desesperación de la sociedad frente al drama del desempleo masivo.
La propuesta de contrato único nace hace unos años de la reflexión de un grupo de economistas de FEDEA, a partir de la dualidad en el mercado de trabajo, que ellos identifican únicamente con la segmentación entre fijos y temporales y de la que responsabilizan a la legislación laboral.
Desde sus inicios, el debate ha sido un poco esperpéntico y se ha construido sobre algunas falacias. Sus proponentes identifican la dualidad entre trabajadores sólo entre fijos y temporales, obviando la gran segmentación que hay en el conjunto. Responsabilizan de esta dualidad a la regulación legal y especialmente a la existencia de diferentes modalidades de contratación, y ofrecen como solución mágica un único contrato que tiene tres características: es acausal, es decir,que se puede ser rescindido en cualquier momento y de manera unilateral por parte de la empresa; impide el acceso a los Tribunales por parte de los trabajadores y tiene prefijada una indemnización progresiva en función de los años de antigüedad, cuya particularidad es ser menor que la de los actuales contratos indefinidos. O sea, que la dualidad desaparece convergiendo hacia menos garantías y menos indemnización.
Ante las críticas a la clara inconstitucionalidad de la propuesta llegadas desde todos los ámbitos, por vulnerar el artículo 35 de la CE  y los Convenios de la OIT, sus proponentes hacen algunos ajustes en su propuesta, pero mantienen sus ejes fundamentales. Es una propuesta que después termina siendo acogida en el debate de la Reforma Laboral por UPD.
En todo caso, y a estas alturas de la historia, el debate hoy, con 6,2 millones de desempleados, ya está situado en otra galaxia. 
Sugiero tres reflexiones: ¿son las modalidades de contratación el problema y su cambio la solución al 27% de desempleo? ¿La dualidad en el trabajo es sólo entre fijos y temporales y su causa está en la Ley laboral? ¿Estamos ante la enésima evidencia de que se está aprovechando la crisis y el impacto social de un paro masivo para imponernos reformas que desregulen y precarizen más las relaciones de trabajo? 
¿De verdad alguien cree que, en estos momentos, la causa del desempleo masivo reside en la "rigidez laboral" y en el "exceso de protección" de los trabajadores con contrato indefinido? Esta es la filosofía explícita de los proponentes del contrato único.
El origen del desempleo masivo no es laboral, sino económico, y tiene tres grandes causas. Las empresas no tienen financiación, a pesar de los muchos recursos públicos abocados al saneamiento del sector financiero. Por eso, a diferencia de lo ocurrido en otras crisis, caen empresas sólidas con productos y mercados, pero sin financiación. En España, tres de cada cuatro empleos dependen del consumo interno de familias y sector público. Y con un 27% deparo, una reducción salarial de la mayoría,  pánico entre los que aún tienen trabajo y ajustes salvajes  en gasto público, no hay quien consuma. Por eso están fallando las pocas medidas de incentivo a la contratación. El problema no es de oferta de mano de obra y de costes de contratación, sino de escasa demanda de bienes y servicios y de quién puede hoy consumir en España, por muy bajos que sean los costes de producción. El sector exportador, que es el único que ha aguantado, está en sus límites. Primero, porque ha mantenido y aumentado cuota de mercado, con un ajuste de precios que no es infinito; y segundo, porque nuestro principal mercado exportador es la UE y la política de austeridad generalizada reduce la capacidad exportadora, que, insisto, ocupa sólo a uno de cada cuatro ocupados.
En relación a la dualidad entre trabajadores, conviene recordar que  no es sólo entre fijos temporales y que tiene su origen no en la Ley laboral, sino en nuestro débil y peculiar modelo productivo. Hoy, la segmentación entre trabajadoras y trabajadores se produce entre los propios de la empresa y los externos (ETT, empresas de servicios); entre los de las empresas centrales los de las periféricas, la mayoría subcontratadas. También, entre nacionales e inmigrantes. Y así, una larga lista.
¿Dónde está el origen de esta gran segmentación? Hay una causa común en todos los países desarrollados. La competencia global ha puesto en marcha modelos de competitividad basados sólo en la reducción de costes, lo que comporta tres décadas de degradación de las condiciones de trabajo para los nuevos trabajadores. Y las falsas soluciones que se plantean para evitar la segmentación laboral es armonizar hacia abajo en una carrera sin fin. La imagen que mejor define este proceso es la de las carreras de canódromo, en las que el galgo no alcanza nunca a la liebre eléctrica, programada para no ser alcanzada. ¿Qué son,  si no,  los “minijobs” alemanes?
Pero hay unas causas propias, de modelo productivo español, que nos hacen peculiares y queelevan la segmentación a su máxima potencia. Nuestro tejido productivo tiene algunas características perversas: primero, un elevado peso de actividades muy estacionales, como el turismo de temporada –no todo el turismo es igual– y muy ciclotímicas o surfistas, especialmente sensibles a los ciclos. Ello, sin duda, incentiva el uso de contratos temporales. Segundo, una estructura de pequeña y micro empresa –el 96%, de menos de diez trabajadores– que tiene dificultades para usar los mecanismos de flexibilidad interna de la relación laboral y busca la facilidad para la rescisión de contratos. Tercero, el carácter periférico de nuestras empresas en la distribución mundial del trabajo, que provoca que sus decisiones estén muy sometidas a las estrategias y ritmos que adoptan las empresas centrales –el caso más evidente es el del automóvil–. Cuarto, la apuesta por una competividad de costes y no de calidad del empleo, que desincentiva en las empresas el interés por la estabilidad. Cuando se ha invertido mucho en formación e implicación, prescindir del trabajador tiene costes, pero cuando es exactamente lo contrario, la permanente rotación de trabajadores no es vista ni como problema ni como un sobrecoste.  En estos cuatro factores reside el origen profundo de nuestra elevada segmentación laboral.
A pesar de que, insisto, el principal problema hoy no es la dualidad entre fijos y temporales, no me resisto a comentar que el origen de esta dualidad está en la Reforma Laboral de 1984, que creó por primera vez un contrato temporal sin causa, es decir, que podía servir para tareas permanentes y con posibilidad de rescisión unilateral por parte de las empresas. Busquen ustedes la exposición de motivos del Gobierno de Felipe Gónzalez y comprobarán cómo se justifica lo que entonces fue un estado de excepción en la legislación laboral, en base a la necesidad de incentivar la creación de puestos de trabajo.  A partir de ese momento, la historia se repite cada pocos años. Ante la persistencia del desempleo se proponen nuevos mecanismos de desregulación laboral. Y en la medida que cada reforma genera nuevas distorsiones, la siguiente propone continuar por la misma senda. Así llegamos a la legalización de las ETT o a la consideración de autónomos de todos los transportistas, antes laborales, en la Reforma Laboral de 1994, o al “despido express” en la de 2012. Y así hasta el infinito. El argumento siempre es el mismo; sangrar el cuerpo del enfermo es la solución a la enfermedad del paciente, pero el problema es que aún se le sangra poco.
Llegados a estas alturas de la reflexión, cabe preguntarse por qué ante tales evidencias se continúa insistiendo en estrategias de respuesta al desempleo masivo que no apuntan al origen del problema y que compiten en ver quien genera más desregulación. Sólo se me ocurren tres hipótesis ante tanta contumacia: una, que se trata de ignorancia en relación a la realidad de nuestro tejido productivo y nuestro modelo de relaciones laborales; dos, que el fundamentalismo que han alcanzado algunas ideas impide ver la realidad. O tres, que puede que todo sea más sencillo estemos ante quienes creen que la intensidad y profundidad de la crisis representa una gran coyuntura para imponer un modelo precarizado de relaciones laborales y de competitividad y que una oportunidad así no debe ser desaprovechada.
Vean, si no, la última propuesta que hemos recibido de la Troika: nos ofrecen aflojarnos el dogal del déficit a cambio de que nosotros nos autoimpongamos los grilletes de las contrarreformas de por vida.