sábado, 7 de marzo de 2015

Conferencia "Relanzando la Directiva de Tiempo de Trabajo. Una amenaza a los derechos laborales", organizada por el GUE/NGL. Incluye las intervenciones de Paloma López, eurodiputada de Izquierda Unida, y Francisco Trillo Párraga, profesor de derecho del trabajo de la UCLM.


Ángela Vallina: "La cuestión de género debe ser una prioridad en la planificación de la educación".


Javier Vizcaíno entrevista en Onda Vasca al coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara.

cayo-lara_7809_1

Llamazares alerta de que hay un millón de personas “excluidas” por el PP del sistema sanitario.

El diputado nacional de IU Gaspar Llamazares ha denunciado hoy que un millón de personas están “excluidos” del sistema sanitario en España tras la entrada en vigor del Real Decreto que garantiza la “sostenibilidad” del mismo, de las cuales calculan alrededor de 150.000 en la Comunidad de Madrid. Así lo ha señalado junto al portavoz de Sanidad de IU en la Asamblea de Madrid, Rubén Bejarano, en una rueda de prensa en la que han anunciado la presentación de sendas iniciativas legislativas con el objetivo de “reuniversalizar el sistema sanitario público” y ofrecer la asistencia a todos los ciudadanos empadronados en el territorio español.
50.000 profesionales menos y recorte del 15%
Concretamente, se trata de dos Proposiciones de Ley que IU llevará al Congreso de los Diputados el próximo martes y a la Asamblea de Madrid el día 18 de marzo. Llamazares ha apuntado que el Real Decreto 16/2012 ha “expulsado” del sistema sanitario a 50.000 profesionales y ha reducido un 15 % el gasto en sanidad pública. Asimismo, ha defendido que la sanidad sea un servicio público “accesible” a todos los ciudadanos y que su financiación corra a cuenta de los “impuestos de aquellos que más tienen”.

Colectivos excluidos: jóvenes sin cotizar, emigrados más de tres meses…
Entre los colectivos que se han quedado fuera de la protección sanitaria por la “ambigüedad” del actual sistema, ha citado a los mayores de 26 años que no han cotizado a la Seguridad Social, a los emigrantes españoles en el exterior transcurrido un tiempo de tres meses y a los ascendientes de residentes en España tanto comunitarios como extracomunitarios. “Los modelos sanitarios que excluyen a una parte de la población gastan más porque los ciudadanos que no son atendidos van a urgencias o acaban hospitalizados, los significa un coste muy superior”, ha comentado.

Hay recursos para una sanidad “universal”
Por su parte, Bejarano ha dicho que calculan que en la Comunidad de Madrid alrededor de 150.000 personas se han quedado fuera del sistema sanitario, conforme a las cifras que les han ofrecido organizaciones y plataformas como SOS Racismo, Médicos del Mundo o Yo sí sanidad universal, entre los que ha destacado los casos de inmigrantes. “El PP va a acabar una legislatura y un ciclo de 20 años que han sido una auténtica pesadilla, donde el PP se ha atrevido con todo, incluso a recortar, privatizar y suprimir un derecho básico para la ciudadanía, la sanidad pública”, ha advertido. El portavoz de Sanidad de IU en la Asamblea de Madrid cree que, “a pesar de todos los recortes y de la política de austeridad del PP”, hay recursos económicos para ofrecer una sanidad pública “universal”, pero “hace falta intencionalidad política”.

Fuente: elplural.com

José Ramón del Prado (IU) participa en 'A por todas' con jóvenes políticos. ¿Existe ya un prepacto PP-PSOE en Andalucía?.


jueves, 5 de marzo de 2015

Trabajo Garantizado. IU plantea un plan de 9.600 millones para crear un millón de empleos en un año. Garzón defiende que su programa económico es financiable mediante una reforma fiscal y la lucha contra el fraude.

El portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y próximo candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha presentado este miércolesuna propuesta para crear un millón de empleos por una inversión neta de 9.600 millones de euros en su primer año de aplicación.

El diputado y candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón,
con Randall Wray, y el economista Eduardo Garzón.

Este programa de trabajo garantizado, que será una de las piezas angulares de su programa electoral en el ámbito laboral, se inspira en la teoría monetaria moderna y en el libro del profesor L. Randall Wray sobre este asunto, que aporta un discurso alternativo a las teorías convencionales sobre cómo debe gastar e invertir el Estado para mejorar el bienestar social y garantizar el derecho al trabajo que tienen los ciudadanos.

En concreto, se trataría de que el Estado garantice un empleo remunerado y con condiciones laborales dignas a todos los ciudadanos en ámbitos como la educación, la sanidad, el cuidado de dependientes, mayores o niños; el medio ambiente, el tratamiento de residuos, la rehabilitación de edificios o las energías renovables, entre otras materias.



La sociedad civil definiría las áreas que hay que reforzar e identificaría aquellas actividades que deberían potenciarse o que deben visibilizarse y remunerarse (por ejemplo, el cuidado de los mayores o los dependientes) y, posteriormente, se contrataría a los trabajadores necesarios a través de organizaciones sociales o incluso ayuntamientos y comunidades autónomas, según el tipo de servicio de que se trate.

"No debe ser un plan jerárquico definido desde arriba, es algo mucho más descentralizado", ha insistido Garzón, diferenciando su propuesta de otros programas como el Plan E que puso en marcha el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para generar empleo.

El Estado sí se encargaría, no obstante, de financiar el programa, que en el primer año en funcionamiento podría crear hasta un millón de puestos de trabajo con un desembolso inicial de 15.000 millones de euros que, restando las cotizaciones sociales y los retornos fiscales, se quedarían en unos 9.600 millones de euros de inversión neta, financiables mediante una reforma fiscal y la lucha contra el fraude.

IU reconoce, sin embargo, que "para el primer desembolso tal vez sería necesario recurrir directamente a préstamos del Banco Central Europeo (BCE) utilizando el Instituto de Crédito Oficial (ICO)" y que, como último recurso, se podría acudir a los acreedores privados.

Según Garzón, el programa se aplicaría "de forma gradual y por etapas" y buena parte de la inversión inicial se recuperaría a través de nuevos ingresos tributarios generados y también de los nuevos empleos en el sector privado --entre 200.000 y 300.000, según IU-- que el fomento del consumo por un mayor poder adquisitivo de los ciudadanos generarían.

"Así se podría llegar al pleno empleo en un corto espacio de tiempo, más rápido desde luego que con otras opciones (de política económica) que ni siquiera aspiran a ello", ha explicado el diputado malagueño, que cree que el coste del programa es "nimio" comparado, por ejemplo, con el rescate bancario o incluso con el coste derivado del alto nivel de paro actual.

Trabajo indefinido

Por su parte, los ciudadanos conseguirían un contrato indefinido por salarios de entre 900 y 1.200 euros brutos al mes en doce pagas, compatibles con otro tipo de prestaciones (salvo la de desempleo) y con otros pagos como las cotizaciones, las ayudas para transporte o los permisos para vacaciones o paternidad.

Este salario establecido funcionaría además como "salario mínimo de facto" dado que "es muy difícil que alguien que puede trabajar por 900 euros vaya a elegir hacerlo donde le pagan menos", lo que forzará a las empresas privadas a ofrecer salarios y condiciones laborales mejores y permitirá que los ciudadanos "no se vean obligados a aceptar trabajos basura y condiciones de semiesclavitud", ha destacado Garzón.

La idea es que el modelo, que será de ámbito nacional debido fundamentalmente a la estructura fiscal de España --el Estado es el que se encarga de recaudar el grueso de los impuestos--, tenga aplicaciones adaptadas a las condiciones de cada territorio y se establezcan requisitos no discriminatorios para los diferentes empleos.

"Es posible hacer este plan en los márgenes de la UE, y podría ser incluso más ambicioso con otra arquitectura comunitaria que no actuara como una camisa de fuerza y si el BCE fuera verdaderamente independiente y estuviera al servicio de la gente", ha añadido el dirigente de IU, que no descarta presentar alguna iniciativa parlamentaria sobre este asunto antes de que acabe la legislatura.

"Hay alternativa"

Alberto Garzón ha hecho hincapié en que hay alternativa al "pensamiento único neoliberal" y ha subrayado que esta propuesta de trabajo garantizado redundaría en una mayor estabilidad política, al reducir la pobreza y la desigualdad, y además responde a una demanda de mayor democratización de la economía y de un reparto de la riqueza más justo.

"Sin trabajo y sin derechos sociales no hay democracia", ha subrayado, asegurando que técnicamente es posible poner en marcha esta propuesta y que lo único que falta es "voluntad política". "Si (el presidente Mariano) Rajoy quisiera, podría ponerlo en marcha mañana mismo", ha zanjado.

Por su parte, Randall Wray, que ha estado presente en la presentación de la propuesta, ha rechazado las teorías que equiparan el funcionamiento del Estado con el de una familia, ya que el primero puede emitir su propia moneda y no puede quedarse sin dinero, por lo que sus opciones de gasto e inversión son diferentes y la austeridad no es la única salida posible.

Esto hace plausible el trabajo garantizado, que ya se aplicó de alguna manera en los años 30 del siglo XX en Estados Unidos con el 'New Deal' de Franklin D. Roosevelt, pero también en Argentina y, más recientemente, en la India, que incluso ha "incluido en su Constitución el derecho al trabajo", que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU también recoge.

La diferencia con este tipo de propuestas aplicadas hasta la fecha en otros países --"Casi todos los que tienen un paro inferior al 2%", según el profesor estadounidense-- es que la ambición de IU es que sea "universal y permanente", y que no se desactive una vez superada la crisis.

Fuente: publico.es


Lara Hernández, Responsable de Convergecia Federal de IU, participa en "El Régimen del 78, a debate" ( #LaMarea22 ).


#NosMatan Feministas interrumpen al Ministro de Sanidad.


Raquel López (IU) al PP, sobre Ley Mordaza: "No tendréis cárceles suficientes para meternos a todos".


miércoles, 4 de marzo de 2015

Entrevista a Alberto Garzón en "Las mañanas de RNE".


Vídeos Rescatados. Alberto Garzón en #DEN2015



Rueda de prensa de CeAQUA en el Parlamento Europeo. Iniciativa "La impunidad de crímenes contra la humanidad en el estado español".


Rueda de prensa de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina. Incluye la introducción a cargo de Marina Albiol (eurodiputada de Izquierda Unida), las intervenciones de Chato Galante (Asociación de ex-presos franquistas La Comuna y CeAQUA) y Carlos Slepoy (abogado de la querella argentina contra el franquismo) así como las respuestas en el turno de preguntas de la prensa.

Paloma López reclama la implantación de una Renta Mínima a nivel europeo.

Manuel Fuentes (Izquierda Unida) - El quiñón de Seseña.


Manuel Fuentes, ex-Alcalde de Seseña por Izquierda Unida, nos cuenta el caso del quiñón de Seseña, una maniobra de especulación urbanística obra del conocido como "Pocero".

Ignacio Blanco (EUPV) - Casos Calatrava, Juan Cotino, Sonia Castedo, Rafael Blasco, Fórmula 1 - Francisco Camps,..


Esquerra Unida PV

@esquerraunida

Miguel Díaz (IU- Marbella) - Caso Malaya.


IU Marbella SanPedro

@IUMarbellaSP


Sofía Díaz (Esquerda Unida) - Caso Pokémon.


Esquerda Unida

@EsquerdaUnida


Marisa de Simón (Izquierda Ezkerra) - Caja de Ahorros de Navarra.


Izquierda Ezkerra

@EzkerraN


Esther Herguedas (IU-Verdes R.Murcia) - Caso Umbra.


IUV-RM

@IUVRM

martes, 3 de marzo de 2015

Mesa información Segundo Aniversario de la #QuerellaBárcenas.


#QuerellaBárcenas

@QuerellaBe


García Rubio advierte de que los datos del paro en febrero son un ejemplo de que “el empleo creado se hace sobre la base de la utilización reiterada del ‘contrato basura’”.

El secretario ejecutivo federal de Economía y Empleo de IU recuerda que más de tres años después de iniciada la legislatura sigue habiendo más de medio millón de personas sin un puesto de trabajo que cuando Mariano Rajoy comenzó a gobernar”
El secretario ejecutivo federal de Economía y Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, valora que los datos de paro registrado del pasado mes de febrero hechos públicos hoy ejemplifican que “el empleo que se está creando se hace sobre la base de la utilización reiterada del ‘contrato basura’, consecuencia directa de las nefastas reformas laborales”.
García Rubio señala que “desde nuestra formación siempre nos alegraremos por quienes, aunque sea por unos días, consiguen un contrato de trabajo, aunque rechazamos el uso electoralista que desde el Gobierno del PP y el partido que le sustenta vienen haciendo con una interpretación sesgada de los datos de desempleo. No puede olvidarse que más de tres años después de iniciada la legislatura sigue habiendo más de medio millón de personas sin un puesto de trabajo que cuando Mariano Rajoy comenzó a gobernar, además de que los salarios de los nuevos contratos son un 40% más bajos”.
El responsable de Economía y Empleo de IU destaca que “la precariedad oculta tras las cifras es evidente: sólo el 9,8% de los contratos son indefinidos y, de ellos, únicamente el 5,8% son indefinidos a tiempo completo. Además, las prestaciones por desempleo han disminuido, lo que indica que sigue aumentando el paro de larga duración y las situaciones personales y familiares insostenibles. En enero las prestaciones por desempleo disminuyeron el 17,7% y sólo el 56,5% (5 puntos menos que el año pasado) de las personas en paro cobran algún tipo de prestación”.
“Por otra parte -añade-, aunque la cifra de empleo muestra una mejoría, en febrero aumentó el desempleo entre las mujeres (6.319 paradas más) y entre los menores de 25 años (2.569 buscan un trabajo)”.
“Esta realidad contrasta -subraya el dirigente federal de IU- con las afirmaciones propagandistas de hoy del ministro Montoro, que se suman a las de Rajoy en el Debate sobre el estado de la Nación de la semana pasada, quienes vuelven a prometer la creación de tres millones de puestos de trabajo, exactamente igual que ya hicieron en 2011”.
García Rubio avisa de que “también las últimas encuestas sobre confianza de los consumidores parecen desmentir al Gobierno del PP. En el reciente Índice de Confianza del Consumidor (ICC) ésta disminuye 9 décimas en febrero como consecuencia de las perspectivas negativas en todos los componentes del indicador que hace público el CIS: evolución de la economía, evolución del empleo y situación de los hogares”.
“A esto hay que añadir que en este contexto de precariedad, los sindicatos han alertado sobre el grave aumento de la siniestralidad laboral en 2014 y la degradación de las condiciones de trabajo como consecuencia de la crisis”, concluye.

Izquierda Unida

@iunida

IU no es ni será un obstáculo para la confluencia (J.A. Pujante, Candidato de IU a la Asamblea Regional de Murcia).

IU está viviendo momentos transcendentales para su futuro ¿saldrá fortalecida la organización o debilitada en este proceso?
Sin Izquierda Unida no hay cambio real y posible, sencillamente porque representamos y defendemos abiertamente, sin complejos, los valores de la izquierda: la defensa de la clase trabajadora, del ecologismo, de los derechos de la mujer, del laicismo, del antimilitarismo, de lo público… Somos el baluarte de las políticas reales de la izquierda, de aquellas que ponen el acento en la igualdad, la justicia social y la solidaridad.
Según encuestas internas, Podemos podría conseguir ser la segunda fuerza en la Asamblea Regional ¿sus encuestas, en caso de tenerlas, que dicen?
No hemos encargado encuestas. Se trata de una herramienta a tener en consideración pero no es determinante, fundamentalmente porque vivimos un panorama político y social muy cambiante, donde los sondeos de opinión, incluso dentro del mismo territorio, son dispares. Las encuestas no pueden ser la brújula que nos guíe. Izquierda Unida tiene su hoja de ruta ante una situación de emergencia regional que debe resolverse desde los principios y los valores de la izquierda. En eso tenemos puestos los cinco sentidos. Vamos a hacer un gran esfuerzo de pedagogía política para convencer a la ciudadanía de que IU es el instrumento más útil y fiable para transformar y mejorar nuestra Región. Vamos a demostrarles que pueden confiar en nosotros.
¿Muchos ciudadanos no entienden por qué no confluyen Podemos e IU, cuando tanto en el diagnóstico como en una parte importante de las soluciones coinciden?
Izquierda Unida no es ni será un obstáculo para la confluencia. Estamos convencidos y convencidas de que unidos somos más fuertes y que necesitamos aunar los intereses de la mayoría social frente a quienes nos saquean y nos expolian. Nuestra formación política está participando activamente en procesos de convergencia a nivel municipal. Algunos novedosos como ‘Cambiemos Murcia’ o ‘Cambiemos Molina’ u otros anteriores como Alternativa por Santomera o el acuerdo entre IU y Socialistas por Cartagena.
A nivel autonómico apoyamos desde el principio la iniciativa Ganemos la Región de Murcia en la que también están Equo, CLI-AS o Republicanos y del que Podemos se ha desvinculado porque quiere concurrir a las elecciones con su propia marca. Si finalmente Podemos rechaza la unidad popular, será este partido el que tendrá que explicar por qué quiere desaprovechar la oportunidad histórica de cambiar el color del Gobierno regional tras dos décadas de hegemonía del PP. Yo respeto esta decisión pero me parece un error. Las disputas internas, los egos, o el interés electoral particular no deben estar por encima del bien común.



¿Cree que la hegemonía del Partido Popular ha tocado su fin?

Estoy totalmente convencido de ello. El Partido Popular ha demostrado que no le importa la gente de la calle, sino satisfacer el interés de unos cuantos. Ha sacrificado la sanidad, la educación o las políticas sociales en beneficio de un puñado de especuladores que se han enriquecido a costa de hipotecar el presente y el futuro de la clase trabajadora. Ha desmantelado nuestros servicios públicos, han dejado a su suerte a los sectores de la población más vulnerables, ha cercenado las expectativas de los jóvenes, muchos de los cuales han tenido que hacer las maletas para buscar las oportunidades que aquí no ha sabido brindarles. El PP deja la Región en los peores indicadores posibles, en el furgón de cola a casi todos los niveles y con una cota de endeudamiento épica. Tienen que irse.
IU podría darse el caso de tener unos resultados bajos, y en cambio convertirse en palanca de cambio en muchos ayuntamientos ¿Tienen claro cuál será su mensaje el día después de las elecciones autonómicas y municipales?
No tenemos la percepción de que pueda darse un resultado bajo; muy al contrario, creemos que en muchos ayuntamientos multiplicaremos nuestros votos. En cualquier caso, la lógica indica que los acuerdos que se puedan alcanzar sean para evitar que el PP pueda gobernar. Habría que estudiarlos individualmente y, en cualquier caso, siempre se realizarían en torno a programas y propuestas concretas. Lo que tenemos claro es que la transparencia, la justicia social o la participación ciudadana son cuestiones irrenunciables para nuestra organización. Nosotros no vamos a extender cheques en blanco a nadie. Antepondremos el interés de la ciudadanía a cualquier otra cosa. Respecto a la Comunidad Autónoma, aunque la ley electoral sigue siendo una losa, nuestra perspectiva es la de mejorar resultados y romper la mayoría absoluta del PP.
¿Temen que la sociedad no entienda muy bien las broncas internas existentes, principalmente en Madrid, y castigue al conjunto de la organización por ello?
A nivel global creo que no tendrá incidencia. Otra cosa es en Madrid, donde lógicamente puede pasar alguna factura. Sinceramente creo que ha sido un error que un sector de la federación madrileña haya claudicado ante las resistencias a impulsar una candidatura de unidad popular frente al PP. Yo estoy con los compañeros y compañeras que han decidido quedarse y pelear por una Izquierda Unida renovada en Madrid. Allí también hay una oportunidad histórica de derrocar las políticas antisociales de la derecha. Confío que, al final, ese sea el objetivo que prevalezca.

¿Con qué resultado en las elecciones autonómicas se daría por satisfecho?

Con aquel que devuelva el poder y las instituciones al pueblo. Con el que ponga fin a casi dos décadas de gobiernos irresponsables, donde la especulación, la ineficacia ante los problemas reales de la Región y la sombra de la corrupción en las instituciones han sido las notas predominantes.
Confío en que los ciudadanos se decidan por un nuevo gobierno regional que impulse una estrategia económica sostenible, que apueste por la investigación y el desarrollo, que defienda los servicios públicos y, sobre todo, que ponga solución a la situación de emergencia social que atraviesan miles de familias en nuestra Región. En Izquierda Unida conocemos perfectamente las claves que sustentan los graves desequilibrios sociales y económicos que afectan a nuestra comunidad autónoma. Tenemos un modelo alternativo para frenar el paro, la pobreza, la corrupción o la destrucción ambiental y queremos gobernar para ponerlo en marcha.

Hágame un balance telegráfico de la última legislatura ¿Cuatro años perdidos?
Han sido años negros para nuestra Región. Esta última legislatura hemos sufrido las consecuencias del crack de un modelo económico especulativo que se ha traducido en paro y pobreza. Ya lo habíamos avisado, el resultado sería riqueza para unos pocos, y mucho sufrimiento para la mayoría. No nos equivocamos. El paro y la precariedad de hoy son el resultado de aquellos años de desenfreno. El PP no ha sabido aprovechar la confianza que los ciudadanos depositaron en ellos. Tras casi veinte años de gobierno seguimos a la cola de España, con unos indicadores socieconómicos deprimentes y con un desierto productivo producto del ladrillazo y la especulación. Todo eso puede enmendarse, y cuanto antes nos pongamos manos a la obra antes empezaremos a cambiar la realidad de nuestra Región y a mejorar la vida de la gente.


Entrevista a Alberto Garzón en `El Objetivo` (La Sexta).


Ernest Urtasun: "No es excusa la crisis económica para poner un freno y un alto a la legislación (europea) que garantice la igualdad".


Xosé Manuel Beiras: Por unhas eleicións municipais... Pre-constituíntes.

@xmBEIRAS
En abril do 1931, unhas eleicións municipais déronlle inesperadamente o finiquito á Iª Restauración borbónica e abriron, a nível institucional,  o proceso constituínte da IIª República no Estado español. No ámbito interno do Estado, o acontecido neses comicios, co trunfo de candidaturas esplícitamente republicanas nomeadamente en cidades e aglomeracións urbanas, marcara o punto final da descomposición do precedente rexime monárquico encetada ben atrás, que deslexitimara aos dous partidos dinásticos, acadara o seu climax institucional coa Ditadura de 1923-29 e traducírase, no seo da sociedade civil, nun soterrán proceso de-constituinte, no que as nacións-sen-estado galega, euskalduna e catalá afirmaban a sua vontade de seren suxeitos polìticos soberáns. Simultáneamente,  no contexto externo, a Grande Depresión aberta co crack do 29 exacerbara o confronto entre as maiorías sociais vítimas da crise sistémica e as oligarquías plutócratas que a causaran, e a emerxencia das malformacións nazi-fascistas, apoderadas do Estado en Italia e Alemaña, convirtira en cuestión de vida ou morte para o común cidadán o dilema entre democracia e totalitarismo, entre liberdade e tiranía -ao cabo, entre 'socialismo ou barbarie'.
No proceso de avance histórico en espiral -que proxectada sobre un plano pode aparentar ser círculo- estamos a vivir unha etapa análoga ou equivalente. Para empezar, agora como daquela padecemos a fase terminal dunha crise de hexemonía no sistema-mundo, reduplicada no noso ámbito continental pola do aberrante edificio actual da UE, convirtido nun IVº Reich alemán sen cruces gamadas, que nos atinxe e esgana de máis perto. Tamén outra Grande Depresión, desencadeada igualmente por un crack financeiro en Wall Street, desta vez no 2008, agravada no ámbito europeu precisamente por mor das eivas estruturais conxénitas no deseño 'Maastricht' da UE e logo da 'Eurozona'. Asimesmo o irreversíbel proceso de descomposición do rexime da Restauración borbónica, agora a IIª, parida na chafallada da 'Transición', e análogamente nun  contexto de emerxencia de metamorfoses -ou metástases- dos fascismos de outrora con diferente morfoloxía anatómica, mais idéntica patoloxía fisiolóxica. En fin, tamén está en curso, cando menos dende hai un lustro,  un progresivo proceso de-constituínte do rexime constitucional de 1978 que se opera combinadamente na 'sociedade civil' e máis nas institucións da 'sociedade política', de xeito que as dinámicas en curso nesas duas instancias retroaliméntanse entre sí.
Nas institucións políticas, progresiva abolición de facto da armazón constitucional do 'Estado social e democrático de Dereito' e da 'economía social de mercado' (co seu cerne nos Títulos Preliminar e Primeiro da Constitución), así como do rexime autonómico na 'organización territorial do Estado', tanto na dimensión política das CCAA (o famoso 'Estado das Autonomías), canto na administrativa do rexime local (a autonomía municipal dos Concellos) -proceso acelerado e exacerbado dende a accesión do PP ao poder central do Estado. E na sociedade civil, a constante expansión e diversificación do proceso de 'rebelión cívica' encetado polos segmentos de cidadanía máis consciente e/ou máis agredida:  mocidade 'indignada' do 15-M, plataformas sectoriais de auto-defensa fronte ás agresións espoliadoras (na vivenda, nos aforros, na saúde, na situación laboral, na asistencia social, na educación, nos recursos naturais e medioambientais), 'Marchas pola dignidade' do común cidadán, e así seguido -ao cabo, unha cidadanía  decidida a praticar a democracia participativa para asumir directamente a defensa dos seus dereitos, intereses e necesidades que encomendara a unha degradada caste de representantes que non a representan, senón que a treicionan.
Así, nas institucións políticas, os dous partidos 'dinásticos' do rexime, ao servizo (PP) das oligarquías reaccionarias, ou submetido (PSOE) a elas, acometen a angueira de-constituinte meiante a demolición do edificio constitucional de 1978. E na sociedade civil, a cidadanía exercente como tal emprende unha loita a prol da restauración da democracia que, de feito e como realidade obxectiva,  resulta ser un proceso pre-constituínte dun novo rexime que forzosamente pasa polo finiquito da IIª Restauración e o tránsito a unha cultura e un modelo republicáns. Noutras verbas: estamos perante a segunda oportunidade -e  necesidade-  dunha creba democrática en corenta anos. A primeira, ao final do franquismo, frustrouse e murchou -e estamos a pagalo xa dende aquela e maiormente arestora. Estoutra, segunda, temos a obriga ineludíbel de lograr entre todos que floreza e trunfe: está en xogo non só a nosa propria vida, senón tamén a dos nosos fillos -e inclusive, para a miña xeración, a dos nosos netos.
Velaí, ao meu ver, o croquis do escenario no que van TER lugar as vindeiras eleicións municipais. Pode acontecer agora o equivalente do abril de 1931?.
- II -
Decataríadesvos seguramente de que o esquema 'bipolar' do proceso de-constituínte do actual rexime tracexado máis arriba resulta incompleto para dar conta cabal da dialética que o dinamiza. É un deseño con só dous actores. O protagonista -democrático- opera no seo da 'sociedade civil', onde a cidadanía que se rebela é o motor do proceso de transición cara un novo ciclo histórico-político -e, xa que logo, cara un novo rexime que o común cidadán quere realmente democrático e republicano. O antagonista -antidemocático- opera nas actuais institucións da 'sociedade política', onde os dous partidos dinásticos da IIª Restauración teiman en perpetuala, como aprendices de bruxo dun imposíbel 'final da Historia' en versión doméstica celtibérica, ao servizo (PP) ou submetido (PSOE) aos dictados das oligarquías plutócratas.
Socialmente, un e outro están confrontados entre si nunha contradición antagónica, poisque respeitivamente  un diles -o protagonista- encarna, e o outro -o antagonista- obedece, a irredutíbeis inimigos de clase: dunha banda, o común cidadán, internamente diverso, mais constituído polo universo das clases traballadoras in extenso; doutra banda, a oligarquía plutócrata que manexa aos partidos dinásticos como un ventrílocuo aos seus monifates. Porén, políticamente, un e outro retroaliméntanse, como xa dixen,  no proceso de descomposición do actual rexime: un, dinamitando por baixo os seus alicerces sociais; o outro, desmontando dende arriba a sua armazón constitucional -Pisarello diría talvez: suplantándoo subrepticiamente por un 'constitucionalismo oligárquico'.
Mais ben se bota de ver que, nese esquema, falta un terceiro actor. Refírome ás forzas políticas que asumen posicións e desenvolven práticas rupturistas co actual rexime monárquico e o modelo de Estado imposto dende arriba na famosa Transición. Forzas de diverso feitío ideolóxico-político, mais que teñen en común o suscribiren dous postulados clave para a superación do actual rexime. Un: a realidade sociopolítica plurinacional do EE, e portanto a existencia de varios suxeitos políticos soberáns con dereito a decidiren o seu destino -ou sexa, autodeterminárense de vez. Outro: o rexeitamento do ultraliberalismo rampante tanto no EE coma na UE. Polo demáis, é un conxunto heteroxéneo, poisque as suas alternativas a cada unha desas dúas cuestións son disímiles en alcanzo e radicalidade: dende o independentismo ao pacto federal de abaixo arriba, verbo da primeira; e, verbo da segunda, dende o anticapitalismo ao reformismo socialdemócrata veraz -o referente do 'capitalismo reformado' da IIª postguerra- ou inclusive se cadra o socialcristiano do mesmo período.
Con todo, menos distancias existen, sobre o mapa,  entre os respeitivos níveis de asunción deses postulados no subconxunto -inda así nada homoxéneo- das forzas que poden e deberan ser o 'motor auxiliar' da rebelión cívica rupturista. Refírome agora ás forzas políticas da esquerda rupturista propiamente dita. Tanto as autótonas e soberáns existentes en cadansúa nación-sen-estado (Galiza, Euskalherría, Catalunya-Paísos cataláns), canto as de ámbito estatal, teñan representación no aparello institucional do EE (IU) ou inda non  (Podemos). E velaí onde radica o factor complementario decisivo, mais tamén até agora o problema, para que o proceso de creba democrática se resolva en trunfo da cidanía fronte ao actual rexime oligárquico de facto. Decisivo, porque difícilmente a rebelión cívica poderá culminar o proceso de-constituinte que agora lidera, e protagonizar un proceso constituínte ex-novo, sen a aportación pola esquerda rupturista dun proxecto común para alén da ruptura, elaborado en simbiose coas organizacións, plataformas e movementos enxendrados no proceso de rebelión cívica no seo da sociedade civil e agora decididas a seren actores de seu tamén no combate político-eleitoral. E problema porque, até o de agora, ese arquipélago de esquerdas rupturistas non foron -non fomos- quen de cumplir acaídamente coas suas(nosas) obrigas a respeito do común cidadán protagonista do proceso e as suas loitas.
Non as cumplimos acaídamente en cando menos tres ordes de valores cruciais para o desempeño do(s) noso(s) rol(es), a saber: a representatividade, a exemplaridade e a fraternidade. No primeiro, non ficamos inmunes ao andacio da crise que está a padecer o método da 'democracia  representativa', no que os partidos -e máis obrigadamente os da esquerda- teñen que ser as pontes polas que transiten as demandas de cadanseu grupo social -clase ou fracción de clase-  cara as institucións polìticas para seren satisfeitas. Nomeadamente as consistentes en alternativas programáticas. Non dáremolo feito cumpridamente -por falla de criatividade, de lucidez, ou de coraxe político-  ten deteriorado a nosa credibilidade perante os cidadáns, e xa que logo a súa confianza en nós. No segundo, a non erradicación de certos vellos atavismos partidarios, conducíunos abondas veces a enlearnos en fúteis disputas internas 'de aparato', incompatíbeis coa  exemplaridade decote necesaria e, na esquerda, indispensábel. E  no terceiro, a obsesión por manter ou agrandar os lindes das nosas peculiares 'leiras' sociais ou eleitorais levounos a praticarmos a competición no canto da cooperación, a parcelación no canto da agra aberta, o egoísmo patrimonial no canto da fraternidade. De xeito máis pertinaz e  nocivo nas confrontacións eleitorais: non demos construído frontes amplas, populares, fronte a un implacábel inimigo común de todos nós e -o que máis importa- do común cidadán agredido pola tiranía do poder estabrecido.
Se as forzas da esquerda rupturista non reparamos eses nosos erros e deficiencias, se non demostramos á cidadanía loitadora que estamos decididas a praticar a exemplaridade, a representatividade e a fraternidade, ou sexa, a asumirmos un proxecto común de e para o común cidadán e catapultalo eleitoralmente meiante frontes amplas de unidade cidadán, non seremos o potente motor auxiliar que reduplique a dinámica de rebelión cívica cara unha creba democrática que dea cabo deste rexime corrupto. Daquela, terían que facer o choio todo os cidadáns sós e por si mesmos -e nós, ao cabo, estariamos de sobro nese proceso.  A última ocasión perdida até agora fórono as eleicións europeas -e as consecuencias son tan evidentes que non precisan de comentario ningún. Falta saber se o imos lograr nas municipais. Algúns estamos a intentalo honesta e decididamente -e Anova é unha mostra patente na nosa prática. Mais 'unha anduriña non fai verao' -somos humildemente conscientes de que ese certeiro aforismo labrego énos de aplicación.  Compre logo que todos nós, cidadáns protagonistas e forzas da esquerda rupturista, aremos agora xa nesa agra aberta.
Fagamos que o arquipélago dos concellos galegos se transmute na urdime democrática basilar  do noso povo, da nosa nación. Fagamos que as candidaturas con vocación de unidade popular e frontes amplas, áxilmente adaptadas ás condicións sociopolíticas de cada lugar, bisbarra ou comarca, devolvan o poder democrático aos viciños e viciñas por todo o paìs e esgacen as redes de arrastre clientelares e caciquís que apañan o voto cautivo do PP. Fagamos, en fin, que nas vindeiras eleicións municipais emergulle a vontade soberana da cidadanía galega e sexan, na Galiza, o equivalente actual do que foran as de abril do 1931. É posíbel, se temos vontade e somos xenerosos e fraternalmente solidarios, os cidadáns ACTIVOSe nós mesmos: só é imposíbel aquilo que non se ten o coraxe de tentar facer.   
Fuente: praza.gal

domingo, 1 de marzo de 2015

José Luis Centella al PP: "Hay alternativas, ustedes tienen los días contados".


Marina Albiol enumera las razones por las que la Izquierda Europea critica y rechaza el TTIP.


Ángela Vallina expone los efectos de la sobreexplotación del acuífero del Alto Aguas en Almería.


Convenció Nacional d'Iniciativa per Catalunya Verds celebrada a Sabadell els dies 27 i 28 de Febrer de 2015.


IUCM propone por unanimidad a Luis García Montero como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

En un clima de abierta satisfacción y entusiasmo, el profesor, poeta y escritor recibe el apoyo unánime de las y los miembros del Consejo Político Regional
El Consejo Político Regional de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid ha celebrado esta tarde una reunión en un clima de gran satisfacción y entusiasmo para debatir los ejes políticos que desarrollará en el próximo periodo electoral (economía, empleo, servicios públicos, robustecimiento de las instituciones democráticas) y proponer como candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones del 24 de mayo, al profesor, poeta y escritor, Luis García Montero. La candidatura, que ha sido propuesta por José Antonio Moreno y Julián Sánchez Vizcaíno (2 de las 3 personas que concurrieron en las primarias), ha sido recibida con entusiasmo por los integrantes del CPR, y fue aceptada por aclamación.
El CPR de IUCM cree que los esfuerzos realizados para buscar un candidato con fuerte vocación de consenso dentro y fuera de la organización, y capaz de elevar el tono del debate político y electoral, han merecido la pena. “Luis García Montero es una persona de de gran valía, de enorme calidad humana y demostrada solvencia política, y va a tener detrás a toda la organización de IUCM y a amplios sectores sociales, profesionales y culturales. Es la mejor expresión de la política de convergencia a partir de un proyecto político moderno, transformador, de izquierdas y siempre sensible a las demandas de las trabajadoras y trabajadores, de la gente peor tratada por las políticas neoliberales”.
Elección CandidatoIzquierda Unida de la Comunidad de Madrid asume los retos que se derivan de la candidatura de Luis García Montero y ofrecerá lo mejor de su saber y organización para poner en marcha una atractiva y ambiciosa campaña electoral, “consciente de que hemos de aprovechar las potencialidades de la ciudad de Madrid y de todas las localidades de la comunidad a fin de que el voto a Izquierda Unida sea masivo y decisivo para derrotar a la derecha en las urnas y construir gobiernos de izquierdas y de progreso que pongan fin a dos décadas de políticas antisociales y conservadoras”.
Fuente: iucm.org

IUCM

@IUCM