sábado, 9 de febrero de 2013

A Mariano Rajoy la declaración de la renta le sale a #Dimitir


Cayo Lara afirma que la palabra de Rajoy 'tiene menos valor que un papel de fumar'

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado este sábado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha "violado sistemáticamente" su palabra tanto a la hora de tratar de resolver "el problema de fondo de la corrupción", como al haber aplicado "un programa radicalmente distinto" al que presentó en las últimas elecciones generales, por lo que considera que su palabra "tiene menos valor que un papel de fumar".
Así se ha manifestado en una rueda de prensa en Almería en la que ha instado al PP a presentar una querella contra el extesorero del PP Luis Bárcenas ya que, de esta forma, se daría "una muestra sin ninguna duda" de que la formación 'popular' quiere "de verdad" abordar "el problema de fondo" contra la corrupción, si bien cree que esto no se llegará a producir porque Bárcenas "tiene en su mano una bomba de relojería que activa o desactiva a su antojo".
"Rajoy da la palabra y empeña su palabra. Pues con que sólo salga una verdad, tendrá que dimitir", ha sentenciado el líder de IU, quien ha expresado la "duda razonable" que sostiene la ciudadanía ante el rechazo del PP a los supuestos documentos de Bárcenas sobre una segunda contabilidad en el partido. "Negarlo todo y meter la cabeza bajo el ala como el avestruz no es la política más adecuada para resolver el problema de fondo de la corrupción", ha considerado.
Con esto, ha manifestado que la solución a la corrupción no reside en "presentar querellas a los mensajeros", en referencia a los medios de comunicación, ni en "pedir perdón por las cuentas en Suiza", sino que es necesario, a su juicio, depurar "responsabilidades" para "abordar el problema de fondo", con lo que ha propuesto al PP que se querelle contra su extesorero, si bien cree que esto no se llegará a producir por la existencia de un "pacto de familia".
En este sentido, ha defendido que desde que Bárcenas fuera apartado de las filas 'populares' ha habido ese "pacto de familia" para "proteger" a Bárcenas, que "se ha vuelto a reactivar" ante el "pequeño descuido" por el que han trascendido sus cuentas. "Ese pacto está vivo de nuevo porque hay que proteger a la familia y al señor Bárcenas, que hoy tiene el poder en su mano de los destinos del PP y presumiblemente del Gobierno", ha asegurado.
Asimismo, el coordinador general de IU ha identificado un "déficit clarísimo" en la justicia para poder afrontar los casos de corrupción, que se acompaña de una "falta de voluntad política" y se arrastra del periodo de la "burbuja inmobiliaria" a consecuencia de la financiación de partidos y "los recursos que dan determinadas empresas a cambio de que se le otorguen favores como concesiones administrativas de obras y servicios de las administraciones que gestionan los representantes políticos".

Declaraciones de la Renta

Al hilo de su defensa de la transparencia en las cuentas de los partidos y sus dirigentes, Lara ha afirmado que la publicación de las declaraciones de la renta y patrimonio de Rajoy "no tiene ningún valor" ya que las declaraciones de los bienes de los diputados "son públicas", con lo que a su juicio, no aportan novedad.
Lara ha insistido en celebrar un pleno extraordinario en el Congreso para abordar la corrupción en España así como en crear una comisión de investigación para que los ciudadanos "sepan que de verdad se quiere abordar el problema" y frenar así la "desafección" y el "deterioro de la democracia", el cual es "insoportable" y podría llevar, según ha advertido, a "populismos" y posiciones "como el fascismo".
Igualmente, ha recordado que IU ha presentado "propuestas concretas" mediante una Proposición de No de Ley y una Proposición de Ley con 41 medidas para "combatir en serio" la corrupción y llevar a los partidos a la financiación "por la vía pública" pese a que "algunos piensan que habría que hacerla por la puerta de atrás con las empresas o por la puerta de delante, como en Estados Unidos, donde se les financia por las empresas"; una opción que ha rechazado al considerar que, de ser así, los partidos tendrían que defender los intereses de las empresas que les financian una vez llegado a las instituciones.
"Lo que queremos para España es que la financiación sea pública, justa y transparente, sea del conjunto de ciudadanos y no tenga que someterse el Gobierno o los gobiernos de turno a los intereses específicos de determinadas empresas porque están pagando la cuota, el impuesto revolucionario o la mordida", ha explicado Lara.
Fuente: elmundo.es

No robarás. Un artículo de Manuel González Orviz, Coordinador general IU Asturias.

En un país como el nuestro, de tradición judeo-cristiana, en la que algunas fuerzas exhiben su filiación religiosa, no está de más recordar valores y principios que inspiran esa cultura. En los diez mandamientos, el séptimo dice taxativamente: no robarás. Y ese no robar engloba cualquier forma, ya sea a otras personas o al Estado, que es como robar a todos. No he elegido el título al azar. Casos como el Bárcenas, el Gürtel y tantos otros que han salpicado en los últimos años a los grandes partidos nacionales -PP o PSOE- y a otras fuerzas, no pueden entenderse como delitos aislados, van mucho más allá de las pocas personas que, al final, cargan con la responsabilidad y no siempre. Existe, o esa es la percepción del ciudadano, una laxitud total hacia ciertos delincuentes que no van a la cárcel porque prescribe su delito, porque llegan a pactos o, peor todavía, se les indulta.

España tiene una crisis, una crisis moral y ética de tal calado que afecta a la economía, a la política y a las propias instituciones. La crisis es tan lacerante que lo que está en peligro es la misma democracia. A algunos no les importa -los poderosos no necesitan sistemas democráticos de gobierno-, y, lo peor, hay otros a quienes sí que les atañe pero que terminan tan desafectos que llegan a dejar de valorar el único modelo donde los más -la gente normal- pueden hacerse oír frente a los menos -los ricos y poderosos.
Hablar de corrupción política obliga a hacerlo de financiación de los partidos. La opacidad de las cuentas no es nueva. Hace décadas que se habla de ello y si no se ha hecho nada es porque hubo fuerzas, al menos dos, que no tenían interés; les iba bien. PP y PSOE han sido gobierno y han contado con mayorías absolutas, pero nada hicieron. Son culpables, como también lo son de un sistema en el que no todos los votos valen igual.
Frente a la corrupción es necesaria más transparencia, pero los grandes partidos se enfrascan en un «y tú más» con el que pretenden disipar su responsabilidad en un reparto entre todos, como si todos fueran iguales. Es en ese marco donde se inscriben las reformas electorales y de representatividad que, demagógicamente, propone el PP y secunda con más o menos entusiasmo el PSOE: son proyectos para reducir la representación, que no buscan ahorrar costes, que persiguen reducir el pluralismo y apuntalar el decadente sistema bipartidista. En vez de reforzar la acción política para combatir la dictadura de los mercados, se alientan campañas denigratorias contra toda la política, presentándola como el origen de los problemas. Repiten el mantra de todos son igual de responsables para que nadie responda de sus fechorías.
Las fuerzas ocultas de los mercados, de los poderes financieros, cuyos representantes políticos protagonizaron buena parte de los escándalos de corrupción -actuales y pasados- se están aprovechando de la indignación ciudadana para estigmatizar el único instrumento que existe para poder controlarlos: la democracia. De la política a la empresa y de la empresa a la política, en una puerta giratoria que llena de dudas a una ciudadanía que exige fin a los desmanes.
En IU, lo tenemos claro: ningún delito debe quedar impune. Es imprescindible llegar hasta el fondo de todos los «bárcenas», de todos los «gürteles», de todos los ERES de Andalucía, de todos los Palaus de la Música en Cataluña o de los «Marea» en Asturias. Esta semana, nuestro consejo político aprobó una resolución para defender la democracia, y contra la corrupción, porque creemos que ésta es el mayor enemigo de aquélla. Con el fin de aportar esa transparencia tan necesaria, IU Asturias se dotará para su funcionamiento interno de reglamentos de participación y del cargo público e impulsará en la Junta General del Principado y ayuntamientos la aprobación de una ley para la transparencia pública y la ética política. Queremos que se publiquen todos los contratos, incluidos los menores; la creación de una oficina virtual de contratación pública que permita un seguimiento de adjudicaciones y modificados en la ejecución; o el endurecimiento de las incompatibilidades de los altos cargos.
Para IU sólo si se fortalecen los mecanismos de control y fiscalización de los partidos podrá comenzar a verse la luz. Frente a eliminar la financiación del Estado -que es lo que plantea el PP y que favorece el desarrollo de la corrupción vía donaciones privadas en su mayoría opacas- defendemos financiación pública, que garantice la igualdad de oportunidades de todas las fuerzas y la limpieza y transparencia de las cuentas de cada partido. Las donaciones suponen desvirtuar la democracia, al estilo de EE UU, donde los grandes grupos de presión controlan, con su financiación, a los congresistas.
Que la ciudadanía recupere la confianza en la política y la democracia depende de los partidos y de las leyes. Conseguirlo no es tan difícil: para ello, sólo es necesario tener siempre presente ese séptimo mandamiento: no robarás. Y, si alguien lo olvida, a la cárcel y que devuelvan el dinero, garantizando para ello que la responsabilidad subsidiaria recaiga en los partidos.

Fuente: lne.es

Alberto Garzón: HECHICEROS DE LA ECONOMÍA, PYMES Y EMPLEO

Las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional para los países de la eurozona son el mejor reflejo de una política económica inspirada más en la ideología –en el modelo de sociedad que se pretende alcanzar- que en los datos económicos. Y sorprende porque precisamente lo que se vende es lo contrario, es decir, que estamos ante políticas neutrales desde el punto de vista ideológico y puestas en marcha por tecnócratas ajenos al juego político. Obviamente, nada más lejos de la verdad.
Por un lado, estas políticas estén resultando contraproducentes de acuerdo con los objetivos oficiales de creación de empleo y recuperación del crecimiento económico. Las recomendaciones oficiales del FMI –que es parte de la llamada troika- se recargan de retórica económica para anunciar que, en caso de seguir sus instrucciones, devendrá la esperada y deseada salida de la crisis. Pero en realidad nunca llega tal meta. Baste un ejemplo entre tantos. En el año 2010 el FMI anunció que Grecia decrecería un 2’6% en 2011 y que saldría de la crisis en 2012 creciendo al 1’1%. Hoy sabemos que Grecia decreció un 6’9% en 2011 y otro 6% en 2012. No parecen atinar muy bien estos expertos.
Por otro lado, estas políticas están enmarcadas en lo que se ha convenido en llamar planes de ajuste. Estos planes de ajuste se caracterizan por exigir la consolidación fiscal (reducción de la deuda pública, reducción del gasto público e incremento de los impuestos indirectos), el control de la inflación, reformas en el mercado de trabajo (reducción salarios públicos, reducción poder sindicatos, reducción prestaciones por desempleo) y reformas sociales (fragmentación educación, elevación edad jubilación, etc.). Hablamos del mismo tipo de políticas aplicadas en los años 80 en América Latina, entonces bajo el abrigo del llamado “Consenso de Washington” y que empujaron al continente entero a lo que luego se llamó la “década perdida”.
Pero lo más notable es que, a diferencia de lo que se espera de una ciencia rigurosa, estos expertos hacen oídos sordos de los datos que reflejan la realidad económica. Deben pensar que si la realidad y la teoría no coinciden… es la realidad la que está equivocada. No de otra forma puede comprenderse que, después de más de cinco años aplicando recetas que no dan frutos algunos, sigan pensando en la validez de sus argumentos. O quizás es que basan sus discursos en el dogma, y ya se sabe que poco puede discutirse racionalmente con quienes abrazan la fe de esa forma.
Veamos un ejemplo útil para revelar esta cuestión. En España hay, según el Ministerio de Industria, en torno a 3.246.986 empresas y de las cuales el 99’89% son pequeñas y medianas empresas (PYME). La inmensa mayoría, de hecho, son autónomos y empresas con menos de 10 trabajadores. Lo más característico de estas PYME es que en 2011 generaban el 63’9% del empleo, incluso tras varios años perdiendo empleados.
Parecería obvio a cualquiera que si se quiere recuperar el empleo hay que, para comenzar, informarse de cuáles son los problemas que enfrentan las PYME a la hora de contratar trabajadores. Por esa misma razón los servicios de estudio del Banco Central Europeo elaboran una encuesta regular, que arroja los siguientes resultados en su publicación de mediados de 2012:
problemaempresasespaña
Según estos datos el principal problema de las empresas españolas, más acuciante en las PYME que en las grandes empresas, es la incapacidad de encontrar clientes. Es decir, falta de consumo y, en términos económicos, de demanda. En segundo lugar destaca el problema de falta de acceso a la financiación, también más elevado en las PYME. Y sólo muy de lejos aparecen otros problemas, ligeramente más importantes para las grandes empresas, como son la competencia, los costes laborales y la regulación.
Estos datos son consistentes con la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre el mismo tema, publicada en julio de 2012, que señalaba que el 63’8% de las PYME consideraba que la falta de financiación era el principal motivo por el que era difícil poner en marcha un negocio. El 19’3% consideraba que el principal problema era de dificultad en la regulación y sólo un 2% achacaba el problema a diferencias regulatorias entre Comunidades Autónomas. Por otra parte, el 40’4% de las PYME señalaba que el principal riesgo es la incertidumbre en los ingresos.
Con estos datos en la mano uno no tiene más remedio que preguntarse por qué motivo la troika y los Gobiernos de los países de la eurozona se empeñan en poner en un lugar central la reforma del mercado de trabajo y aplicar políticas de austeridad que empobrecen y agudizan el problema que señalan las empresas que más crean empleo. O por qué reestructuran el sistema financiero, con el ingente gasto de recursos que ello conlleva, si no consiguen abrir el grifo del crédito financiero al utilizar la banca pública como espacio de rescate de acreedores y no como instrumento económico al servicio de la economía real. Es fácil comprobar que esas políticas son desastrosas y contraproducentes, como decíamos, pero alguna razón debe haber tras esta estrategia.
Y ello tiene que ver, sin duda, con la ideología neoliberal, es decir, con el modelo de sociedad que pretenden implantar en los países de la eurozona. Como hemos apuntado en otras ocasiones, la troika ha diseñado un modelo de crecimiento para nuestros países que implica una reestructuración del modelo de sociedad. De ahí que la persecución del objetivo sea simplemente una opción política e ideológica, y que ignoren los datos empíricos. Se trata, insistíamos, en una estrategia de cambio social y no en una aplicación técnica, sincera y rigurosa del instrumental económico. En definitiva, son hechiceros haciéndose pasar por expertos.
Fuente: agarzon.net

Ignacio Escolar: Diez claves de las cuentas del PP

1. El 90% de los ingresos del PP salen de las subvenciones, y los recortes no han llegado hasta aquí, pese a la crisis. En 2008, el PP recibió 94 millones de euros del dinero público. En 2011 fueron 120 millones. Mamandurrias, que diría Esperanza Aguirre.
2. ¿Las cuotas de afiliados? No llegan al 10% de los ingresos. Apenas 12 millones de euros en 2011.
3. Los donativos que se apunta el PP son también llamativos, por lo mucho que oscilan. Pasan de apenas medio millón en 2010 a 2,1 millones en 2011. ¿La razón? Fácil: que en 2011 había elecciones generales.
4. El PP es de las pocas empresas españolas que en plena crisis ha aumentado su gasto en sueldos y salarios. Y no poco: un 25% más. Eran 20 millones de euros en 2010 y en 2011  son ya 25 millones.
5. El PP también ha conseguido otro milagro: dar beneficios. En los cuatro años presentados –de 2008 a 2011– ha gastado menos de lo que ingresó. ¿Qué hace con los beneficios? Es un misterio.
6. Más misterios: ¿por qué razón debe el PP medio millón de euros al Ministerio del Interior? ¿Qué son esos "ingresos excepcionales"  (casi cuatro millones de euros entre 2008 y 2011) que regularmente se registran todos los años?
7. El PP también despide. En 2011 gastó 170.000 euros en indemnizaciones. Probado este punto, ¿alguien desde el PP es capaz de explicar por qué el exmarido de Ana Mato sigue en sueldo? ¿Es acaso el único "funcionario" al que no se le puede despedir en el PP?
8. El PP también es de las pocas organizaciones que ha conseguido más créditos en plena crisis. Pasan de 10 millones a 29 millones. Otro misterio: ¿para qué se endeuda el PP en estos años si sus cuentas dan beneficios? Tal vez lo explique esos 33 millones que dice el PP que les deben las administraciones públicas, pero está por aclarar.
9. Como ejercicio de transparencia, el PP se queda corto. Han presentado cuatro años, pero del periodo cubierto por la supuesta libreta de Luis Bárcenas –donde aparecen apuntes entre 1990 y 2008– solo dan uno, el 2008. No están todos los datos detallados: es un resumen de solo un folio por año. Pero estaría genial que el resto de los partidos enseñase también sus números. Si el dinero es público, las cuentas no pueden ser opacas.
10. Qué sorpresa. En la contabilidad A del PP no dicen nada de la supuesta contabilidad B.  
Leer más: eldiario.es


Gaspar Llamazares: "El PP ha fracasado, habrá furia y ruido en las calles"


viernes, 8 de febrero de 2013

***** 969 desahucios parados en Andalucía por intermediación de la Junta. ***** Elena Cortés: "La resignación no estaba justificada".


Bellod redondo: "Es imprescindible una banca pública que inyecte dinero a familias y pymes"

La reforma financiera se sometió a debate este martes por la noche en el aula de Cajamurcia, en una charla coloquio organizada por IU-Verdes impartida por el doctor en Economía José F. Bellod Redondo bajo el título 'Reforma financiera: ¿Rescate o estafa?'.
El doctor Bellod realizó un análisis del coste que está teniendo para la economía española, y en concreto para los ciudadanos, el proceso de rescate bancario en el que se halla inmerso en sector financiero español a raíz de la quiebra del modelo del ladrillo. "Es un coste muy elevado en términos financieros".
"Que el Estado está movilizando una ingente cantidad de recursos financieros a favor de la banca es algo de todos sabido. La pregunta del millón es ¿cuánto dinero? Como el proceso de rescate bancario aún no ha finalizado y, como ciertos costes han de tener lugar en el futuro, la cuantificación es compleja y necesariamente incompleta. Según nuestras investigaciones, los recursos inyectados ascienden a día de hoy a más de 126.000 millones de euros (11'9% del PIB español), de los cuales más de 41.000 millones son irrecuperables. La venta de bancos quebrados (a los que previamente se les han inyectado recursos públicos) a precios simbólicos ha sido una operación muy gravosa por la cual se han perdido 13.548 millones de euros. Aparte habría que computar los recursos procedentes del Banco Central Europeo (BCE), más de 340.000 millones de euros".
Añadió Bellod que "también hay perjuicios en términos de empleo. Está habiendo recortes muy importantes en el sector financiero, se está produciendo una concentración bancaria muy relevante que va a traducirse en una pérdida de calidad del servicio y en un encarecimiento del crédito. Por el contrario, la banca que se está beneficiando de esta ingente movilización de recursos no está respondiendo ni está a la altura de las circunstancias. De hecho, en el último año, la concesión de créditos a las familias españolas ha caído un 3,6%. Por tanto, es importante que la gente sea consciente de esa contradicción entre el esfuerzo que estamos haciendo entre todos para salvar el sistema financiero y la poca implicación que la banca tiene en recuperar la economía española".
En opinión de Bellod Redondo, una banca pública sería imprescindible para solucionar este problema, "pero los dos partidos mayoritarios de España no están por la labor. Una banca pública inyectaría ya el dinero necesario, que lo hay procedente del BCE o de la administración pública, directamente a las familias y a las pequeñas empresas, un papel al que ha renunciado la banca privada".

En la foto, Saorín junto a Bellod (Foto Conrado Navalón)
Fuente: cieza.es

Joan Coscubiela en la comparecencia de la PAH: "La dación en pago retroactiva es posible". "¿Qué se puede esperar del sector financiero?" le dice Coscubiela al representante de la banca española

Comparecencia Ada Colau (PAH) en el Congreso de los Diputados (vídeo completo)


___________________

Entrevista a Joan Coscubiela en tv3

Cayo Lara en el programa 'Espejo Público', de Antena 3 TV (04/02/2013)


Salvemos Telemadrid / Por la Transparencia. Intervenciones de Libertad Martínez en el pleno de la Asamblea de Madrid del 7 de febrero de 2013

Vídeo 1 salvemos Telemadrid 
 Vídeo 2 Por la Transparencia


Ni Vergüenza Ni pudor: Los NiNi´s son ustedes - Tania Sánchez al PP


martes, 5 de febrero de 2013

lunes, 4 de febrero de 2013

El discurso de Rajoy: un comentario de texto. Por Ignacio Escolar.

Mariano Rajoy: “Conocimos la existencia de 22 millones de euros en una cuenta particular de un banco suizo. No tiene nada que ver con el Partido Popular, pero se atribuyó intencionadamente al Partido Popular. ¿Por qué?”

Yo le respondo, presidente. Los 22 millones de euros estaban en una cuenta en Suiza que operaba Luis Bárcenas: un hombre que durante casi veinte años trabajó en la administración del Partido Popular, primero como gerente y después como tesorero. La cifra hallada es obscena: un trabajador con el salario medio en España tardaría en cobrar esa cantidad 975 años. Y el dueño de tamaño botín era el primer responsable de la contabilidad de su partido.
Fue usted, señor Rajoy, quien le ascendió hasta un puesto que compatibilizó con esa millonaria cuenta en Suiza. Era su hombre de máxima confianza y aún no nos ha explicado por qué le nombró. ¿De verdad es un asunto que no tiene nada que ver con el PP? ¿Por qué razón entonces no hay en su contundente discurso siquiera una leve crítica a Luis Bárcenas? ¿Por qué en lugar de ofenderse porque la prensa relacione al extesorero del PP con el PP –mira que somos maldicentes– no ofrece al menos unas disculpas a los ciudadanos por haber nombrado a Bárcenas para ese puesto? ¿Es que acaso no entiende la indignación popular de tantos ciudadanos que han descubierto que el primer beneficado de su amnistía fiscal es, precisamente, el hombre que le llevaba las cuentas a su partido?
“Repito aquí lo que os dije el otro día, el Partido Popular ni tiene ni ha tenido cuentas en un país extranjero. Y nunca ha dado órdenes de abrir cuentas en un país extranjero.”
“Nunca he recibido dinero negro, ni en este partido, ni en ninguna parte.”
¿Y dinero blanco en las fechas que aparecen en esa supuesta contabilidad de Luis Bárcenas? ¿Cobró usted, señor presidente, dinero del Partido Popular durante sus años en el Gobierno de José María Aznar? Le pregunto – siempre retóricamente, ya que no es posible hacerlo en rueda de prensa– porque aunque no fuese en negro, aunque lo hubiese declarado, habría sido ilegal: la ley de incompatibilidades prohíbe expresamente a cualquier miembro del Gobierno tener otras remuneraciones.
Irónicamente era usted, entonces ministro de Administraciones Públicas, quien debía vigilar para que nadie del Gobierno cobrase sobresueldos.
“Quiero recordaros también que cuando este partido ha detectado alguna irregularidad, ha actuado, y lo ha hecho con un alto nivel de exigencia que nadie ha igualado. Y esto es un motivo de tranquilidad para todos.”
Yo le recuerdo a usted, señor presidente, algunos ejemplos de su inigualable contundencia ante las “irregularidades”. Luis Bárcenas: un imputado por corrupción que tuvo despacho, secretaria y chófer en Génova 13 hasta hace tres telediarios. Ana Mato: a la que la Policía acusa de aceptar varias decenas de miles de euros de la Gürtel en regalos y que se sienta en su Consejo de Ministros. Su exmarido, Jesús Sepúlveda: imputado por corrupción y que aún trabaja en el PP. El grupo Gúrtel en las Cortes Valencianas: esos diez diputados autonómicos del PP que siguen sentaditos en el escaño. Carlos Fabra: imputado por varios casos de corrupción al que ustedpiropeó como un “político ejemplar”...
“La sombra de la sombra de un indicio manipulado no puede servir para que cualquier español pierda la presunción de inocencia”
Lo que está sobre la mesa no es una “sombra de la sombra de un indicio manipulado”: son unos documentos veraces. Nada menos que la supuesta contabilidad B de su partido, escrita de su puño y letra – según confirman incluso desde el PP– por la persona a la que usted mismo nombró como tesorero del partido.
Esta “sombra de la sombra de un indicio”, como usted denomina a lo que otros llamaríamos simplementes "pruebas", es verosímil. Los papeles están corroborados por varios estudios caligráficos. Algunas de sus anotaciones coinciden con otros documentos judiciales de la contabilidad negra de la Gürtel y del PP de Galicia. Incluso hay dirigentes de su partido que admiten las fechas y algunas de las cantidades como operaciones reales.
Lo de la “sompra de la sombra” habría valido cuando toda la acusación se basaba en lo que decían esas cinco fuentes anónimas que citaba el diario El Mundo cuando publicó por primera vez esta noticia. Pero ahora estamos ante serias evidencias documentales que no son sombras: que están a plena luz del día, a la vista de todos los ciudadanos. Ya no vale con decir que todos mienten, incluidos nuestros propios ojos.
Fuente: eldiario.es

Barómetro electoral: febrero 2013, Por: José Pablo Ferrándiz

Barómetro electoral: febrero 2013
CRISIS SISTÉMICA
En los últimos años, y en paralelo con el desarrollo de la crisis, la opinión pública española ha venido expresando el déficit de liderazgo político que afectaba a España justo en el momento en el que más necesario era. Si los líderes fallan, se cambian. Pero cuando los ciudadanos no pueden cambiarlos porque no hay elecciones generales o, peor aún, porque no vislumbran un recambio cualificado, es el sistema en su conjunto el que se ve afectado. Esto es lo que parece estar ocurriendo en estos momentos.

De celebrarse ahora unas elecciones generales, el porcentaje de electores que acudirían a las urnas sería el más bajo de la democracia española: apenas un 53 %, casi 20 puntos menos que quienes votaron hace poco más de un año (fue el 71.7 %). Es decir, apenas uno de cada dos electores tiene claro que ahora acudiría a votar. El bipartidismo imperfecto que ha caracterizado el Parlamento español se vería afectado también: la suma de los porcentajes de los dos partidos que han gobernado en nuestro país en las últimas tres décadas —PSOE y PP— no alcanzaría ni la mitad de los votos válidos emitidos. En estos momentos, el PP obtendría un 23.9 % de los votos y el PSOE 23.5 %: 20.7 y 5.2 puntos menos, respectivamente, que lo logrado en las elecciones del 20 de noviembre de 2011. IU duplicaría y UPyD triplicaría su resultado porcentual de entonces: 15.3 % y 13.6 %, respectivamente.
En esta ocasión, la intención directa de voto (IDV) —lo que los ciudadanos responden de forma inmediata y espontánea cuando se les pregunta por su comportamiento electoral más probable en unas inmediatas elecciones— refleja mejor que cualquier otro dato lacrisis sistémica que arroja el sondeo. La comparación de los porcentajes de intención directa de voto con los resultados sobre el Censo electoral de 2011 permite las siguientes comprobaciones: un aumento de la abstención de casi 20 puntos (de 28.3 % en 2011 al 47 % actual); una caída de casi 20 puntos en el porcentaje del PP (de 31.6 % al 12 % ahora); una caída cercana a los 8 puntos en el ya exiguo porcentaje logrado por el PSOE en aquellas elecciones (de 20.3 % a 12. 4%) y un aumento de 5 puntos en el voto en blanco (de 1 % a 6.1%). Por el contrario, IU, que logró un 4.9 % de los votos sobre Censo, obtendría ahora un 7.8 %; y UPyD pasaría de 3.3 % a 6.9 %.
El electorado español parece estar experimentando un doble proceso: uno de “expulsión” hacia la abstención, que afecta a una parte importante del electorado que votó en las últimas elecciones generales (sobre todo de votantes del PP y del PSOE), y otro de “reordenación” de los votantes, en el que IU y UPyD serían los mayores beneficiados porque, aunque también perderían parte de los electores que les apoyaron en 2011, quedarían compensados (con creces) con los que recibirían de socialistas y populares. En estos momentos, solo un 42 % de los votantes populares volvería a votar al PP, un 9 % votaría a UPyD y un 12 % a otros partidos o en blanco. Entre los votantes socialistas, un 45 % volvería a votar al PSOE, un 9 % votaría a IU y un 12 % a otros partidos o en blanco.
La desaprobación ciudadana es mayoritaria en el caso de los cuatro líderes de estas formaciones políticas. No obstante, el líder de IU, Cayo Lara, y la de UPyD, Rosa Díez, son los que mejor librados salen: su desaprobación está menos extendida entre el conjunto de la ciudadanía, y entre sus propios votantes, son mayoría quienes aprueban su labor opositora. Algo de lo que no pueden presumir ni el Presidente, Mariano Rajoy, ni el principal líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba. Rajoy obtiene su peor saldoentre quienes aprueban y desaprueban su gestión desde marzo de 2012 (-58 puntos) y lo mismo ocurre con su saldo entre quienes dicen confiar en él y quienes no (-71 puntos). Incluso entre los votantes del PP son más quienes dicen no confiar en el Presidente (57 % frente a 42% que sí confía) y un destacable 41 % de este electorado desaprueba su gestión como presidente del Gobierno.
El líder socialista por su parte, sigue obteniendo peores balances que Rajoy si bien se observa cierta leve mejoría con respecto a oleadas anteriores. Así, el saldo entre quienes aprueban su labor opositora y quienes la desaprueban es de -66 puntos (la menos mala desde diciembre 2012); y el de quienes dicen confiar en él y quienes no de -79 puntos (el menos malo desde octubre 2012).
Por último, la imagen del Gobierno sigue empeorando y el saldo entre quienes tienen una impresión negativa del Ejecutivo en su conjunto y quienes tienen una positiva es de -62 puntos, la peor desde abril de 2012. Y todos los Ministros del actual Gabinete mantienen sus balances negativos en la evaluación ciudadana a su gestión, y alguno obtiene en esta oleada el peor saldo desde que accedieron al Gobierno. Es el caso del ministro de Justicia,Alberto Ruiz Gallardón (-54 puntos); del ministro de Hacienda, Cristobal Montoro (-51); de la ministra de Sanidad, Ana Mato (-47); del ministro de Economía, Luis de Guindos(-46); de la ministra de Fomento, Ana Pastor (-35); de la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría (-33); y del ministro de Industria, José Manuel Soria (-32).
Febrero 2013
Estimación de voto febrero 2013














INTENCIÓN DIRECTA DE VOTO
La intención directa de voto equivale a la voz de la calle. Es lo que los españoles responden de forma directa y espontánea cuando se les pregunta por su comportamiento electoral más probable. Es un dato clave para captar el estado de opinión predominante, pero debe ser interpretado con cautela pues no siempre refleja todo lo que los electores piensan, sino sólo lo que deciden revelar al ser preguntados. Distintos factores de coacción ambiental hacen que la verbalización de las distintas opciones ideológicas (su probabilidad de ser expresadas de forma espontánea y natural) no sea siempre la misma. La intención directa de voto (UDV) es, así, sometida a una serie de procesos de ajuste (a partir, fundamentalmente, del recuerdo de voto, de la fidelidad de voto, de la tasa de participación estimada, de la valoración  por cada grupo de votantes de la gestión de cada partido y de sus líderes y de otros datos complementarios proporcionados por el sondeo sobre el estado de ánimo general de las personas entrevistadas) que permitan estimar cuál es, en esas circunstancias, el resultado más probablemente esperable. Obviamente, a partir de una misma IDV sería posible, utilizando otros criterios analíticos e interpretativos, obtener estimaciones de resultado electoral no necesariamente coincidentes con la que aquí se ofrece. La estimación de voto probable, por tanto, no es ya un dato directamente conseguido de la ciudadanía, sino una interpretación de sus declaraciones realizada a partir de unos supuestos determinados (lo que se conoce como “cocina electoral”). Aunque con frecuencia, por un uso descuidado, se confunda intención directa de voto y voto probable estimado, en realidad son cosas distintas. Una intención directa de voto muy elevada puede terminar, tras ser procesada, en una estimación de voto probable más reducida, o a la inversa. La IDV se compara con el resultado real que cada partido obtuvo sobre el Censo de españoles residentes (CER). Por su parte, los datos de voto estimado se comparan con el resultado real de cada partido sobre el total de votos válidos.
En esta oleada del Clima Social correspondiente al mes de febrero de 2013 la intención directa de voto es la siguiente:
IDV Febrero 2013









En twitter @JPFerrandiz Fuente: elpais.com
______________

Donaciones a Partidos Políticos.